Hanns Heinz Ewers. I cuori dei re e altri racconti

(Contiene spoilers esporádicos)

El volumen I cuori dei re e altri racconti recoge cinco cuentos que Ewers escribió durante sus estancias en la isla de Capri, donde vivió con su mujer Ilna entre otoño de 1902 y verano de 1904, y a la que regresaría en visitas posteriores. La editorial La Conchiglia que lo edita se distingue, de hecho, por publicar material estrictamente relacionado con la isla, ya sea por temática, ambientación o contexto de composición. Esta peculiar editorial italiana lo deja bien claro  en su página web: “El hilo conductor que caracteriza las decisiones de la editorial responden a una idea precisa del viaje, de la isla, del sur y del Mediterráneo, así como a la convicción de que Capri deba convertirse en un extraordinario laboratorio internacional de arte y cultura al aire libre, y en meta de un turismo culto y de calidad”.

Este personal criterio de selección, por tanto, nos da la posibilidad de hincarle el diente a los siguientes Grotesken de Ewers: “Los corazones de los reyes”, “La sonrisa irónica”, “El fin de John Hamilton Llewelyn”, “La novia tophar”, “La doncella blanca”.

“Los corazones de los reyes” (Die Herzen der Könige, trad. it.  I cuori dei re), ambientada en  septiembre de 1841, relata la historia del pintor Martin Droling quien, ya anciano, decide vender una peculiar colección (y con ella, un insospechado secreto) a uno de los descendientes de la familia real francesa, el duque Fernando de Orleans. El sorprendente ensemble de cuadros que Droling ofrece a tan ilustre invitado muestran una llamativa característica: todos ellos han sido pintados utilizando como pigmento el corazón de los reyes de Francia; y junto con el corazón, se traslada al lienzo el espíritu y carácter de cada uno de los monarcas de los que el rojo fruto procede.

Curiosamente, el  “Interior de una cocina” que se presenta en el relato como el primer cuadro que Droling pinta utilizando tan singular material encuentra correspondencia con  “L’intérieur d’une cuisine” que otro Michel Martin Drolling pintó 25 años antes. ¿Se inspiró Ewers en personajes y hechos reales para urdir su historia?  ¿Y sirvió el suceso real del corazón robado del delfín Luis XVII como material para este capricho literario?

De hecho, otros relatos incluidos en el volumen parecen tomar personajes y hechos reales como punto de referencia.  “La sonrisa irónica” (C.C.3, trad. it. Il ghigno) describe un encuentro entre Hanns Heinz Ewers y Oscar Wilde en Capri. El relato, de tono onírico y reflexivo, muestra el destino como si se tratase del sueño de un ser desconocido, enlazando consideraciones filosóficas con referencias al proceso judicial que llevara a Wilde al presidio.

¿Y qué decir de “El fin de John Hamilton Llewelyn” (trad. it. La fine di John Hamilton Llewelyn )? Narra la historia de una bella joven confinada en el hielo siberiano durante miles de años que, descubierta durante una expedición paleontológica,  se convertirá en el objeto de un amor necrófilo: locura y besos robados en los sótanos del British Museum.

Ewers parece tomar noticias de la época como inspiración para sus obras, y en este caso concreto, se diría que el mamut de Beresovka, descubierto en 1901 en una expedición organizada por el Dr. Otto Herz y Eugen Pfizenmayer sirvió a Ewers para articular su historia.

Los dos últimos cuentos del alemán muestran otras facetas de su escritura. “La novia tophar”  (Die Topharbraut, trad. it. La mummia) es una historia de terror más clásico, lo que para el caso particular de Ewers se traduce en un tono ligeramente menos grotesco y crudo. La historia gira en torno a dos hombres que se ven abocados a compartir apartamento y a la misteriosa desaparición de la amiguita de uno de ellos. “La doncella blanca” (Das weiße Mädchen, trad. it. La fanciulla bianca), por su parte, bascula entre lo estético, lo místico y lo grotesco: se nos presenta un curioso ritual, el de la doncella blanca y su público silencioso, que tendrá lugar entre las lujosas paredes de un palacete napolitano.

I cuori dei re e altri racconti contribuye a hacer accesible la obra de Hanns Heinz Ewers al público de hablas romances. El intento, sin embargo, se queda a medio camino: extrapolados de su contexto de composición (nótese que la mayoría de relatos se publicaron el volumen Das Grauen), resultan insuficientes para l@s lectores/as amantes de Ewers. Aun así, más vale esto que nada.

Algunas notas editoriales y bibliográficas

Ewers, H.H. I cuori dei re e altri racconti. Capri, La Conchiglia, 2005.

Ewers, H. H. Das Grauen. Seltsame Geschichten. München, Georg Müller ,1907.

Ilustraciones de Stefan Eggeler para “Los corazones de los reyes“.

    • Llosef
    • 16/03/12

    Ewers… Ay, ojalá traduzcan más cosas de él, que en español apenas hay nada. Eso sí, en esta ocasión mi sufrimiento es menor, porque al menos “La novia del Tophar” sí que está traducido y he podido leerlo: en el número 4 de la revista Delirio, en la cual además se incluye el magnífico artículo que Signor Formica escribiera en su imprescindible blog.

    La inclusión del cuadro de Droling y de la foto de la expedición del mamut son detalles geniales, Princesa.

    • Pues una buena noticia: en 2013 vencen los derechos de autor de las obras de Ewers, lo que debería traducirse en una mayor difusión digital de sus obras en el original alemán. Por lo pronto, el proyecto Gutenberg ya ha incluido la ficha de Ewers en su catálogo: http://gutenberg.spiegel.de/autor/1171

      Qué bien que te hayan gustado el interior de cocina y el mamut, no he podido evitarlo, la obsesión de tirar del hilo y de atar cabos me puede!

    • Pato
    • 16/03/12

    Qué sin fin de enlaces siniestros (¿casualidades?) se dan en esta entrada… Y vaya idea la de la editorial!! Me siento impotente por no haber leído nada de Ewers, nunca. ¿Podré algún día?…

    • Pato, como apuntan Llosef e Signor Formica, atoparás relatos de Ewers traducidos ó castelán na páxina: http://signorformica.blogspot.com/ (sub Hanns Heinz Ewers Portfolio), ademais doutro material fotográfico e documental sobre o escritor.

      Tamén podes atopar a traducción de “Die Spinne” (“The spider”) en inglés aquí: http://www.horrormasters.com/Text/a0093.pdf

      Hai más material circulando na rede en traducción. E resulta fácil dar coa novela “Alraune” na edición de Valdemar.

    • signorformica
    • 16/03/12

    Tiene gracia que leas a Ewers en la muy soleada Italia, y en italiano. Por mi parte conozco dos de los relatos: uno está traducido al castellano como apunta Llosef (danke!), el otro de la doncella blanca lo leí hace poco y me pareció flojito, por lo menos en la traducción inglesa. Tiene algo de la faceta más simbolista de Poe. Del que sí espero mucho es de “Los corazones de los reyes”, seguro que conoces las fantásticas ilustraciones del vienés Stefan Eggeler que corren por la red. El tipo también ilustró a Meyrink y estaba totalmente poseído por las vibraciones más oscuras de los años 20.

    Por cierto, “La novia de Tophar” presenta unas imágenes fusiladas de una de las historias de “Los tres impostores” de Machen. ¡Es descaradísimo! No me cabe la menor duda de que Ewers leía a Machen con envidia y admiración.

    Creo recordar Conan Doyle también ilustró algo parecido en alguno de sus cuentos egipcios. El relato sobre Oscar Wilde también pinta muy bien, no tengo muy claro si realmente Ewers y él se conocieron o no.

    • Sí, tiene su gracia, Signor Formica, pero al fin y al cabo no es tan extraño, considerando que Ewers eligió Italia para escribir estos relatos. De hecho, este libro me pareció interesante justamente por eso, porque es revelador de las motivaciones que llevan a una editorial a traducir a Ewers.

      A mí “La doncella blanca” me recuerda a los rituales mágico-teatrales descritos y practicados por figuras como Mathers y Crowley. Todo muy simbolista, en efecto.

      Y en cuanto a las comparaciones entre “La novia (de) tophar” y “Los tres impostores”, ay!, no he leído la obra que mencionas de Machen! La incluyo en mi lista interminable de próximas lecturas.

      Para profundizar en la figura de H. H. Ewers y su legado, desde aquí recomendamos el blog del Signor Formica (véase la respuesta al comentario de Pato, más arriba!): http://signorformica.blogspot.com/

        • signorformica
        • 18/03/12

        Uf, estoy metido de lleno en una fase Crowley/Golden Dawn/Vril Gesellschaft, hace un par de días precisamente estuve echando un vistazo al extraño material de Mathers que tienen en Internet Archive, como este libro:

        http://www.archive.org/stream/greaterkeyofsolo00solo#page/n9/mode/2up

        e incluso he adquirido un estupendo talismán salomónico con piedrecitas de colores que no hubiese disgustado a ninguno de los isleños del film “El hombre de mimbre”, y una biografía de Crowley con una portada que pondría los pelos de punta al Santo Padre; es un material muy atractivo, exquisitamente británico, pero si sigues el hilo acabas encontrándote de lleno con la sociedad Vril y Thule en la Alemania más fantástica que ha existido y existirá jamás. Por no hablar del ominoso mundo de la proto-ciencia ficción germana de finales del XIX/principios del XX, germinado al calor de toda esa corriente ocultista. Por desgracia, en un 99% sin traducir, ni tan siquiera al inglés. En fin, que en estos momentos daría lo que fuera por pasar una velada charlando con Pawels y Bergier… Me sorprende mucho que no conozcas a Machen, para mí es uno de los mejores escritores ingleses y sus conexiones se disparan con frecuencia a Ewers, Crowley y Mathers. El segundo, que no era un gran escritor pero sí tenía muy buen gusto literario, lo consideraba un auténtico mago… a pesar de la ligera aversión que le profesaba Machen.

        Que venzan los derechos de autor de las obras de Ewers es una gran noticia. Por nuestra parte iremos preparando el terreno para esa gran celebración.

  1. Me gustaría ver ese talismán salomónico del que hablas! Casualmente, muy pronto hablaremos en el blog de un libro relacionado, si bien tangencialmente, con la Thule-Gesellschaft y los movimientos esotérico-místico-culturales nacionalistas alemanes de prinicipios del siglo XX.

    Y por supuesto que conozco a Machen, si bien me queda muchísimo de su obra por leer (por ejemplo, The Three Impostors). En los últimos meses las circunstancias me han llevado por otros caminos bibliográficos, así que, paciencia.

    • signorformica
    • 18/03/12

    Supongo que sólo en alemán para ponernos los dientes largos. Será un placer conocerla en cualquier caso.

    Lo de los talismanes esotéricos resulta divertido cuando alguien es lo suficientemente curioso como para preguntar y recibe variadas respuestas, dependiendo del humor del día (la alusión a una “sociedad científica de místicos pre-nazis” suele cortar de raíz toda conversación posterior, da igual el ser humano con el que estés hablando).

    The Three Impostors es maravillosa. Si no me equivoco la reeditaron hace sólo un par de años.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: