Violet Trefusis, Broderie anglaise

Los años pasaban. A la comodidad lineal de su relación, a aquel plato algo insípido, John añadía el condimento picante del recuerdo de Anne. Curioso, sus conquistas más recientes tenían menos sabor, en cuanto demasiado fáciles. Anne, deformada por su fantasía, cubierta por la leyenda, ejercitaba sobre él la peligrosa atracción de los espejismos (Broderie anglaise, p. 80; traducción de Couto a partir de la traducción italiana)

NPG x88819; Violet Trefusis by Pamela ChandlerCon un San Valentín  todavía ebrio que atraviesa cuerpos con sus aceradas flechas, les traemos esta semana una historia de amor rigurosamente no traducida al español. Broderie Anglaise (“Bordado inglés”) es la novela en la que la autora inglesa Violet Trefusis (1894-1972) retrató las vicisitudes sentimentales de un trío lésbico-literario particularmente fructífero en materia creativa, y cuyo eje lo ocupó la también escritora Vita Sackville-West (1892-1962). Vita fue amante de Violet primero, y de Virginia Woolf (1882-1941) después. “Bordado inglés” constituye una venganza literaria dirigida no tanto contra Virginia, a quien Violet (o Anne, su alter ego en esta novela) parece guardar respeto al menos por sus cualidades literarias, sino contra Vita (o su doble, John), casquivano fantoche que, amedrentado y propenso a la mentira, vive sometido completamente tanto a su madre como a su propia debilidad.

Esta tarea de artesanía literaria, pues, comienza con tres hilos, a saber:

Alexa Harrowby Quince = Virginia Woolf

John Shorne = Vita Sackville-West

Anne Lindell = Violet Trefusis

VirginiaUna primera sección argumental, situada en el presente de los protagonistas, introduce a Alexa Harrowby Quince en su relación con John Shorne, heredero de los Otterweys. El anuncio telefónico de una inesperada visita interrumpe el encuentro de los dos amantes: Anne, la antigua y primera amante de John, desea conocer a Alexa, cosa nada sorprendente si consideramos que esta es una reputadísima escritora habituada a recibir semanalmente en su casa a artistas y lectores. Alexa se apresta a deshacerse de John para preparar con calma la fatal visita.

Alexa / Virginia aparece en esta breve novela como un personaje frágil e incapaz en las cosas de la vida, carente de mundanidad, incómoda en su cuerpo demasiado alto, anguloso, desgarbado. Celosa por momentos, las escenas de amor herido le resultan completamente ajenas, y esa incapacidad de reaccionar visceralmente resulta en una cierta condescendencia y desapego por parte de su amante.

Era alta, angulosa; tenía el pelo aplastado, rasgos regulares, una frente noble: la misma frente del profesor y de todos los intelectuales de la familia. No tenía edad: a los dieciocho años habría parecido mal conservada; a los cuarenta y cinco, un desconocido le habría echado diez años menos. Era una de aquellas mujeres que, no teniendo atractivos que perder, mejoraban cuando envejecían (Broderie anglaise, p. 42; traducción de Couto a partir de la traducción italiana)

Vita Sackville-WestComienza entonces una segunda parte que se retrotrae a los inicios y a la evolución de la relación sentimental entre John y Alexa, y que sirve a dar espesor a la profundidad moral de los personajes antes del gran final. En la última parte se producirá el encuentro (un duelo entre tazas de té y pasteles de crema) entre la amante pasada y la amante presente. Este encuentro, sus revelaciones, permitirán a Alexa exorcizar el viejo fantasma, sacudirse el miedo y la indecisión en materia de amores, y será así como Anne perpetrará la venganza última de contra John.

Broderie anglaise no es sino la respuesta personal de Violet a su larga y tortuosa relación con Vita, quien inspiraría al Orlando (1928) de Woolf. También Vita retrataría la intensidad de esa unión en su obra Challenge, inicialmente escrita mano a mano con Violet; sin olvidar que el hijo Nigel Nicolson recuperaría la biografía sentimental de Sackville-West a través de sus diarios y cartas en Portrait of a marriage, traducido recientemente por la editorial Lumen. Ejemplos que constituyen la punta de un iceberg literario capaz de devorar la vida de muchos.

Algunas notas editoriales y bibliográficas

Sackville-West, V.; Woolf, V. The Letters of Vita Sackville-West and Virginia Woolf. Berkeley: Cleis Press, 2001.

Trefusis, V. Broderie anglaise. Traducción de Umberto Pasti. Milano: La Tartaruga edizioni, 1989.

Trefusis, V. Violet to Vita: the Letters of Violet Trefusis to Vita Sackville-West, 1910-21. London: Penguin Books, 1991.

Woolf, V. Orlando. Madrid: Alianza editorial, 2012

Woolf, V. Diarios 1925-1930. Madrid: Siruela, 2003.

    • Pato
    • 17/02/13

    Madre mía, qué vidas llevaban esta gente. Y yo aquí muerta del asco…

    • Pois estou segura de que en moitos momentos das súas tórridas relacións se aburriron cousa mala. Cando escriben as súas autobiografías, a maioría destes artistas contan o suxo, o espectacular, o mitomaníaco, mentres deixan fóra os días de gripe e as embarazosas visitas de vendedores de enciclopedias e visionarios evanxelizadores.

    • Llosef
    • 18/02/13

    Jajaja, usted lo dijo. Totalmente de acuerdo. A mí me parecen aburridas sus relaciones hasta en los momentos tórridos, pero esto ya es personal, jeje. Ojo, sus relaciones, que igual por escrito están muy bien, pero así de entrada… Ay.

  1. En red el sitio oficial de Violeta Trefusis:
    http://www.violettrefusis.com.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: