Viaje in utero

¿Conoces esa sensación extraña que sobreviene cuando se es expuesto a una sobredosis de información en forma de imágenes, textos e ideas, que luego tienden a presentarse de nuevo aleatoriamente en flashes para más tarde desvanecerse en un remolino de palabras desligadas y figuras inconexas?

Pues esto es esxactamente lo que me está sucediendo. Un peculiar trabajo que me traigo entre manos me está proporcionando horas de estudio sobre aspectos de historia de la medicina y la anatomía, en especial ligadas a la reproducción, la embriología y el cuerpo femenino; pero también está trastocando completamente mi calendario de lecturas y comentarios literarios.

En esta entrada te presento algunas imágenes que atestiguan un viaje poco convencional, un periplo al interior del cuerpo, una regresión in utero. Una colección de imágenes curiosas que, a pesar de no demostrarlo, siguen un hilo lógico, si bien finísimo e imperceptible. Recuerda que la biología y la biomedicina muestran una versión de la realidad y no “La Realidad”; que no hay “Verdades científicas”, sino únicamente “creencias científicas”.

Estos son mundos de maravilla y espanto.

Representación del feto in utero, Leonardo da VinciLeonardo Da Vinci (1452-1519) imaginó al feto como una esfera, un fruto precioso cerrado sobre sí mismo.

Amuleto uterino, Museo Británico (Londres)

Amuleto uterino del siglo III e.c. conservado en el Bitish Museum. Las corrientes mayoritarias de pensamiento médico clásico grecolatino, con los autores hipocráticos a la cabeza, sostenían que el útero era un animal capaz de moverse dentro del cuerpo de la mujer.

Su continua necesidad de humedad, de ser irrigado, podía obligarlo a trasladarse desde las regiones inferiores del cuerpo hasta los pulmones, llegando incluso a provocar sofocación. Estos amuletos tallados en piedra, generalmente hematita,  por tanto, se utilizaban con fines terapéuticos en el tratamiento de afecciones uterinas vinculadas a estos movimientos.

En la imagen aparece representado, según la iconografía habitual de estas piezas, un útero que evoca la imagen del pulpo (fíjate en esos filamentos tentaculares en la parte tanto inferior como superior), bajo cuya boca figura una llave.

La inscripción griega en el reverso de la gema reza (aquí me fío de las personas responsables de la publicación correspondiente): “Orôriouth, Iaêô, Iaô, Sabaôth, útero, contráete”.

La obra de referencia fundamental para el estudio de estas gemas fue publicada por Campbell Bonner en 1950 bajo el título Studies in Magical Amulets: Chiefly Graeco-Egyptian. Si el tema te interesa, no te pierdas el proyecto de publicación y reedición digital de estas piezas The Campbell Bonner Magical Gems Database.

Útero votivo de época romana, Wellcome ImagesÚtero votivo romano en terracotta (II a.e.c.-II e.c.). Son muchos los ejemplares de estos exvotos que se han excavado en yacimientos del Mediterráneo. Se depositados en templos, probablemente, para solicitar o agradecer favores en materia ginecológica y obstétrica concecidos por las divinidades.

Y más:

Representación artística del útero
Maruja Mallo, Naturaleza viva
Bodleian Libraries, útero, manuscrito iluminado
Diagrama del útero, MS Ashmole 399, folio 13v

Foetal positions in womb Soranus Gynaecia 9th cIlustración del siglo IX e.c. a la Gynaecea de Sorano  donde se muestran algunas de las posiciones problemáticas que puede adoptar el feto in utero. Como puedes ver, el feto es representado aquí como un señor pequeñito e inquieto.

William Cowper, Diagrama del útero (1739)William Cowper, Diagrama del útero (1739). Paisajes de otro mundo.

Alfred Kubin, útero, muerte, womb and tomb

Alfred Kubin para terminar. Tumbas y úteros. El principio. El fin.


Esta entrada se ha actualizado el 25 de abril de 2019 y ¡hay novedades al respecto! En 2018 se publicaron los resultados de este estudio uterino en Cultural Constructions of the Uterus in Pre-modern Societies, Past and Present, un libro que coedité con Lorenzo Verderame y cuyo índice puede consultarse en este enlace.

El volumen incluye artículos sobre Mesopotamia, antiguo Egipto, México precolombino, Grecia, Iberia de la Edad del Hierro y Medievo europeo.

Útero en sociedades premodernas, Mesopotamia, Egipto, Grecia, México precolombino


¿Te apasiona la literatura extraña? ¿Te sabe a poco lo que publico en el blog y quieres recibir contenidos exclusivos? ¡Suscríbete a mi lista de correo!

Sí, quiero suscribirme a En la lista negra.

13 comentarios

  1. ¡Útero, contráete!!! ¿Y la broca para qué es? Porque yo veo una broca enroscándose…
    Gran entrada… y la de EnLaListaNegra tampoco ha estado mal.

    • Santiago, muchas gracias por dejarte caer por este rinconcito de libros raros y curiosidades varias. Nos hemos acostumbrado tanto a esas imágenes del cuerpo con las que la medicina y la biología moderna nos saturan, que estas ilustraciones anatómicas y estos objetos se nos aparecen como tecnologías extrañas, mitologías de cuento y paisajes marcianos. Será por eso por lo que resultan tan fascinantes.

  2. Además de fascinante, es perturbadora. A la manera en que lo eran, por ejemplo, los “instrumentos” ginecológicos de “Inseparables” de Cronenberg… Si en tu investigación encuentras ejemplos de ese tipo de utillaje, o brocas (pato dixit), estaría bien que los expusieras o pusieras algún enlace… O, en general, más resultados de tu trabajo… Por pedir que no quede.
    Una entrada impresionante, Couto, desde la de Darger es la que más me ha “epatado”.

    • Pues no estaría nada mal preparar una entrada sobre instrumentos quirúrgicos y ortopédicos. Gracias por haberme dado la idea, Paco & Pato. Siempre es un placer conseguir removeros la tripa.

      También debería admitir que en el campo del que me ocupo prácticamente carecemos de material iconográfico parangonable a estas representaciones, y mucho me temo que, para el caso de la Mesopotamia antigua, el texto escrito resulta más árido y menos impactante. Venga, os diré que estoy organizando un seminario sobre el útero, motivo que explica este recorrido en imágenes, y se prevee la publicación de las actas. Si por aquel entonces todavía os sigue interesando el tema, os mandaré copia del volumen, aunque sea en pdf.

      • Oh, sería genial, sí. Si esas actas se publican y son accesibles avisa, por favor.

        Yo soy un enamorado de todos estos temas “grotescos” que van un paso más allá de lo considerado “normal”. Es el material que alimenta mi creatividad.

  3. Pues muchas gracias por el ofrecimiento, Couto. Me encantaría acceder a esas actas… Además, en virtud de fastidiosos asuntos vertebrales, voy a tener mucho tiempo para leer. Así que no me importaría nada sumergirme “in utero” una temporada, por aquello de la tibieza y la flotación (nada de motivaciones tanáticas a la Froiz). Ya darás noticias.

  4. Magnífica entrada como todo lo que se ve en “En la lista negra” y con curiosidades que yo no conocía,como por ejemplo….no pongo ejemplos,en realidad no conocía ninguna jejeje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .