Ocultismo para Halloween: guía de libros

Paranormal, yo

Hoy quería escribir una entrada sobre libros de ocultismo molones para leer en el mes de muertos, pero llevo varios días con un dolor de muelas infame y no tengo el cuerpo para nada. Lo siento, yo también estoy envejeciendo, y lo estoy haciendo de la peor manera posible, con achaques y molares cariados. Así que haré lo siguiente: publicaré una foto con los libros incriminados y daré un par de apuntes como máximo sobre cada uno de ellos. Podrás seguir los enlaces y curiosear por tu cuenta. Más no puedo hacer.

Mi interés desordenado y poco metódico por la parapsicología y el esoterismo viene de lejos. Crecí leyendo revistas como Año Cero, Más Allá y Karma 7 (esta última, por cierto, se mostraba a mis ojos preadolescentes como la más seria y “adulta” de las 3, a saber por qué). En las noches de verano escuchaba “Espacio en blanco, de madrugada, cuando volvíamos de bailar lambadas, muiñeiras y otros bailes exóticos en las verbenas de la comarca (tengo algo de hobbit en las venas). Y Jiménez del Oso era un ídolo, claro. Lo sigue siendo. Por eso, porque se acerca la Noche de Difuntos y no todo va a ser novela de terror y cuento de fantasmas, he seleccionado estos 5 libros que se han sumado recientemente a las filas de mi biblioteca. Espero que te gusten.

Oculto

5 libros de ocultismo basados en hechos (casi) reales

  • Guida all’occultismo (L’occultisme, 1965), de Julien Tondriau. Este libro se presenta como una “enciclopedia de las ciencias y las técnicas mágicas”. Aborda el tema reconociendo la naturaleza mixta, ambigua y batiburril de lo oculto, que lo mismo sirve para invocar un alma difunta que para hacer un truco de cartas en una fiesta de cumpleaños o encontrar un pendiente perdido. Diría que lo mejor del libro se encuentra al final del volumen, en la forma de los apéndices “Las grandes figuras del ocultismo” y “Diccionario”. Tondriau fue director de los museos belgas de arte e historia, y un importante investigador de los fenómenos ocultos. Publicó un buen número de estudios sobre religión en el mundo grecolatino y ptolemaico, además. Este libro se tradujo al español en la década de los 80 bajo el título Diccionario de las ciencias ocultas (Edaf).
  • L’occultisme (1976). Que un volumen introductorio al ocultismo se publicase en una colección titulada Enciclopedia del Mundo Actual dice mucho de los tiempos que corrían. En los años 70 el esoterismo era cosa común y cotidiana. Vendrían los extraterrestres a enseñarnos el camino de la paz y el amor, se expandiría la conciencia planetaria y nos volveríamos uno con el universo. Aunque nada de esto haya sucedido, al menos nos quedan libros como este: un diccionario con temas y personajes clave de lo oculto (Alquimia, Apariciones, Drogas, Iniciación, etc), precedido por una introducción jugosa cargada de imágenes.
  • L’altro regno. Enciclopedia di metapsichica, di parapsicologia e di spiritismo (1973). Este libro es como el anterior, pero mejor. Casi 650 páginas que desmenuzan los principios y la evolución histórica de fenómenos como la clarividencia y la mediumnidad, e incluye referencias bibliográficas al final de cada entrada para seguir investigando. Es una herramienta estupenda, además, para documentarse en la escritura de terror.

ghostly

  • El planeta desconocido (1959), de Peter Kolosimo. Kolosimo es amadísimo en Italia, un clásico de la divulgación fantástica. Il pianeta sconosciuto fue su primera obra, que se publicó en el momento de auge de la carrera espacial. Sí, el espacio exterior y los mundos más allá de la Tierra están muy bien, pero lo que verdaderamente le interesa a Kolosimo son los misterios que encierra nuestro planeta, los monstruos marinos, el mito de la Atlántida, los dinosaurios. Lo extraño está ahí, al alcance de la mano. ¡Sacúdete el polvo y sal a pasear para descubrirlo! Por cierto, no sé si habrás notado que la copia que se ve en la foto es una primera edición preciosa.
  • Racconti di un esorcista (2014), de Gabriele Amorth. Seamos serios: si hay que meterse en terrenos diabólicos, lo mejor es servirse de la experiencia de alguien que conoce al Maligno de primera mano. Además de católico intenso y estomagante, el Padre Amorth fue exorcista de la diócesis de Roma que, tomándose a pecho la existencia del Señor del Mal, luchó contra él con plegarias y agua bendita. A esta relación tortuosa dedicaría un buen puñado de libros (Un esorcista racconta, Liberaci del male, Esorcisti e psichiatri, entre otros) que escribiría y publicaría con celo hasta el momento de su muerte.

Bueno, pues no tengo mucho más que contar. Voy a tomarme un ibuprofeno antes de visitar al dentista. Sospecho que dentro de mi muela existe también un mundo oculto, un ecosistema de sombras, un miniplaneta lleno de misterios que esperan ser desvelados.

Y tú, ¿también sientes debilidad por el esoterismo? ¿Cuáles son tus títulos preferidos? ¿Me recomiendas alguno?


¿Te ha gustado esta entrada? ¿Sí? Entonces te recomiendo que te suscribas a la lista de correo de En la lista negra para no perderte ninguna actualización. Serás la primera persona en enterarte de lo que se cuece dentro y fuera del blog. Hablaremos de cosas extrañas que dan miedo y un poco de asco. Además, recibirás contenidos exclusivos, podrás elegir puntualmente los temas de los artículos que se publiquen y ¿quién sabe?, incluso podrías participar en el sorteo de material raro y molón.

Sí, quiero suscribirme a En la lista negra.

6 comentarios

  1. Noche de difuntos, extrañas obras de parapsicología e infame dolor de muelas. Una combinación explosiva para poder salir indemne de tan terribles fechas. Pero ese pantano de arenas movedizas de lo oculto, toda esa desasosegante e increíble literatura que nos brindas, desbrozada en madrugadas de plenilunio y me imagino leída -casi salmodiada- en antiguas brumas estivales, contiene un valioso salvoconducto para poder salir al paso. Eso que viene de más atrás y que desde siempre nos ha desquiciado sobre el más allá.

    Tu entrada me traslada a los años veinte y treinta del pasado siglo, cuando se produjo un auténtico furor por todo lo esotérico, un resurgir del mundo espiritista que ya había perturbado a las últimas generaciones del XIX. De forma muy significativa, aquí en Galicia se vivió un renacimiento de todo lo relativo al movimiento gnóstico y teosófico que proliferaba en la época, que impregnaba ateneos y rugía en controvertidas tertulias. En línea con los escarceos telúricos de Vicente Risco y de otros congéneres, muchos de ellos masones (como el escritor e ilustrador Camilo Dìaz Baliño), los gallegos copaban listas en el sacerdocio de lo hermético. Recordemos a Papus, un tipo de A Coruña, santón de los ocultistas de París. O al ferrolano Ramón Goy de Silva, cuyo teatro mistérico modernista hoy completamente olvidado, hacía furor y competía con el de Maeterlinck, etc. Pero esta fiebre afectaba a todo el país. Entre otras muchas, la Editorial Renacimiento difundía su colección “Biblioteca del más allá”, con títulos de Eliphas Levi, Blavatsky, Rudolf Steiner, etc…

    Todas esas publicaciones desaparecidas, que la guerra civil se encargó de sepultar, se materializan a veces en apolilladas librerías de viejo o navegan estupefactas por portales de venta en internet. Hace meses, cual ectoplasma, se me apareció “Almas libres y encarceladas” (Renacimiento, circa 1930), de Sir Norman Wallace, con subtitulo “las más bellas sesiones espiritistas y otros hechos psíquicos”, inquietante paseo por los salones de mediums famosas como Eusapia Paladino o Eleonora E. Piper. También surgió ante mis ojos “Después de la muerte” (Aguilar, 1921), libro final de la trilogía “La muerte y su misterio”, del siempre estimulante Camille Flammarión, un científico atormentado por tantear el ultramundo con pruebas objetivas (indispensable su obra “Las casas encantadas”). A modo de epítome de la atmósfera que se respiraba de esa época, recuerdo otear un curioso librito editado por el Ateneo Ferrolano, “Polémica sobre espiritismo”, con las discusiones sobre tesis espiritistas de las sesiones celebradas durante el verano de 1931 en dicho cenáculo…

    Nada que añadir, salvo que para atacar esos molares cariados en tan perniciosas fechas, se aconseja el amplio consumo de la ancestral queimada, brebaje de eficaz acción medicinal, sea por los ritos de su preparación o por los efectos de su conjuro, curativa para el cuerpo y para el alma. No en vano as meigas temen sus efectos y os demos huyen despavoridos…

    • Ojalá tuviese a mano una botella de aguardiente para hacer una queimada como se debe, Adparnasum. Por el momento he tenido que conformarme con una endodoncia y la habitual dosis de antibiótico que, por lo menos, han evitado que me tirase por la ventana.
      Todo lo que comentas sobre el auge del espiritismo en las primeras décadas del siglo XX es fascinante, aunque reconozco que me atrae más la popularización de lo oculto que se da a partir de la década de los 60 (Bergier, Pauwels, la revista Planète y su edición en español bajo el título Horizonte, etc etc). Vale, esa popularización acabaría por decaer hasta convertirse muchas veces en charlatanería repetitiva pero, no sé, esas publicaciones del boom económico me parecen llenas de fantasía y belleza. De Flammarion tengo el libro que citas (Las casas encantadas) y, en cuanto a Papus, siempre lo tomé por personaje francés… e o rapás era da Coruña! Pois benvido sexa o dato!
      Hace tiempo encontré este enlace de la Federación Espírita Española en el que se recogen algo más de 200 libros sobre espiritismo descargables gratuitamente. Lo dejo aquí. Sospecho que pueda interesarte.
      https://espiritismo.es/biblioteca-espirita/
      Un abrazo, y mil gracias por compartir tus apuntes, tu sapiencia y tu presencia en este blog.

  2. Me gustan estos libros que has recomendado,como siempre,pero aunque lea libros de misterios ocultos y fenómenos extraños siempre lo he visto todo desde la distancia,como unos libros curiosos,que resultan muy interesantes de leer,pero con mente descreída.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .