Tus relatos favoritos de vampiros

Vampiros en la noche Mejores relatos de vampiros

Hace poco hablaba de vuestras nuestras novelas de vampiros favoritas en este entrada y ahora les toca el turno a los relatos.

Siempre me han gustado los formatos breves y las antologías y, con el paso del tiempo (es decir, a fuerza de envejecer y disponer de pocas horas semanales para el asueto), los cuentos se han convertido en mi tabla de salvación. Un escalofrío en 10 páginas, una visión alucinada en 5, un horror innombrable que amenaza con devorar tu alma en 25: los cuentos dan mucho y piden poco a cambio.

Si encima los combinamos con vampiros, el fiestón está asegurado.

Así que aquí está la lista con los relatos que habéis sugerido. En los casos en los que la ley de los derechos de autor lo permite, he enlazado los textos de los relatos para que puedas leerlos.

Munch La mujer vampiro

Vampiros para la hora del café

  • John Polidori, El vampiro (The vampyre, 1819). Léelo en inglés o español.
  • E.T.A. Hoffmann, Vampirismo (Vampirismus, 1821).
  • Théophile Gautier, La muerta enamorada (La morte amoureuse, 1836).
  • Sheridan Le Fanu, Carmilla (1872). Léelo en inglés aquí.
  • Aleksei K. Tolstoi, La familia del vurdalak (Semia vurdalaka, 1884).
  • Robert L. Stevenson, Olalla (1885). Puedes leerlo en inglés en este enlace.
  • Emilia Pardo Bazán, Vampiro (1901).
  • Mary Wilkins Freeman, Luella Miller (1902). Léelo en inglés en este enlace.
  • Karl Hans Strobl, El mausoleo de Père-lachaise (Das Grabmal auf dem Père Lachaise, 1913).
  • Horacio Quiroga, El almohadón de plumas (1917).
  • Jean Ray, El guardián del cementerio (Le gardien du cimetière, 1919).
  • Wenceslao Fernández Flórez, El claro del bosque (1922).
  • Catherine L. Moore, Shambleau (1933).
  • Catherine L. Moore, Sueño escarlata (Scarlet dream, 1934).
  • Fritz Leiber, La chica de ojos hambrientos (The girl with the hungry eyes, 1949). De este relato hablé aquí.
  • Richard Matheson, El vestido de seda blanca (Dress of white silk, 1951).
  • Jean Ray, Dios, tú y yo (Dieu, toi et moi…, 1959).
  • Alfonso Sastre, Las noches del Espíritu Santo (1964).
  • Robert Aickman, Páginas del diario de una adolescente (Pages from a Young Girl’s Journal, 1973).
  • Tanith Lee, Roja como la sangre (Red as blood, 1979).
  • Marc R. Soto, Mosquitos (2008).

¡Ya hemos acabado!

Esta lista no habría sido posible sin Miguel Ángel Wolfville, José Luis Forte, Anabel Portillo, Óscar Espinosa, Serenity Frankenstein, Gloria del Carmen Olivares, Sebastián Cabrol, Sergio Mérida, Alberto Peral, Rosa Castillón, José Antonio Cotrina, Angeluco22, Violeta Canto Fernández, Luis Míguez, Carla Lionne, Tomás Westerghast, David M. García, Miguel Ruiz, Javier M. Vadillo, Óscar Iborra, Aritz López, Laura Black, Emma Fernández y Salva Pi. ¡Gracias!


¿Te apasiona la literatura extraña? ¿Te sabe a poco lo que publico en el blog y quieres recibir contenidos exclusivos? ¡Suscríbete a mi lista de correo!

Sí, quiero suscribirme a En la lista negra.

Anuncios

6 comentarios

  1. La familia del Vurdalak es increíble, realmente me hizo sentir miedo mientras lo leía.

    Te recomiendo ampliamente, en caso de no conocerla, la antología Vampiros, de editorial Atalanta, es una selección de Jacobo Siruela, completa y hermosa edición. Saludos Couto.

    • Muchas gracias por la recomendación, Poecraft. No tengo ese libro de relatos vampíricos editado por Atalanta, aunque he leído parte de los que se indican en el índice. Aun así, me quedan unos cuantos pendientes, entre ellos los de Tiek y Derleth.

  2. Si en el caso de las novelas había mucho libro moderno,con los relatos pasa todo lo contrario,son todos clásicos,excepto uno de 2008.

  3. Hola, Couto.

    Verás, aunque este comentario debería ir en la entrada anterior, quería mencionar una ucronía vampírica que, en su momento, me gustó mucho: “Cuando el dragón despierte” (The Dragon waiting), de John M. Ford. Ah, según creo recordar el dragón es simplemente el dragón de Gales, la cosa no va estrictamente hablando de “dragones”…

    Salió en Martínez Roca in illo tempore. Debí perderla en una de mis mudanzas, y he estado varios días intentando localizarla, etc,, porque me sonaba como título “El despertar el dragón”, de autor impreciso, y sólo encontraba juegos de rol y cosas por el estilo.

    En fin,Baja Edad Media-Renacimiento (valga el anacronismo) o así, una Bizancio imperial pagana que domina Europa, dinastías vampíricas… Me dejó colgado.

    Un abrazo

    • Esta novela me es totalmente desconocida, Paco, ¡muchas gracias! Ya la he incluido en mi lista de lecturas pendientes de Goodreads para que no se me pierda. La referencia a Bizancio me ha hecho recordar la película “Byzantium”, que va de vampiros sin que el imperio bizantino tenga nada que ver. También la tengo pendiente, pero dejo ahí el título por si a alguien le interesa.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.