Archive for the ‘ Historia antigua ’ Category

Vampiros, sexo y dybbuks: últimas novedades en ELLN

Que no cunda el pánico. Aunque pueda parecer lo contrario, no, no he quedado atrapada bajo una montaña de tomos enciclopédicos, ni me ha devorado la Bestia de Polvo y Pelusa (aunque más de una vez me haya mordido y arañado con espantosa violencia), y tampoco me he colado por un agujero de gusano. En La Lista Negra vive (“it’s alive!”), aunque sea en la sombra y el silencio, acumulando libros, y escribiendo, escribiendo, escribiendo.

“¿Que escribe? ¿Pero qué escribe?”

Ya saben, lo de siempre. Escribe/escribo/escribimos sobre los benditos muertos que le/me/nos dan de comer, sobre sus cuerpos monstruosos, sensuales, fecundos, enfermos. Algo más de 100 páginas, y más de cincuenta mil palabras, de artículos académicos en los últimos cuatro meses y medio. Artículos, les advierto, que, siendo optimistas, casi nadie leerá, pero que me han reportado en la mayoría de los casos horas y horas de pecaminoso disfrute (entiéndanme, el trabajo debería ser sufrimiento y no gozosa actividad), y otras tantas de quebraderos de cabeza.

Dicho lo dicho, les comunico que el ritmo de publicaciones en el blog seguirá siendo irregular y totalmente impredecible. Les informo, además, de que muy pronto tendré que empezar a buscar trabajo. Un trabajo serio, de persona adulta y responsable. Si tienen una propuesta laboral interesante para una parada con mucho amor por los libros, experiencia en el manejo de herramientas bibliográficas, cierto conocimiento de idiomas et cetera et cetera, no duden en ponerse en contacto conmigo.

Y ahora, al tema: un repaso visual a algunos de los libros que circulan o han circulado por nuestra biblioteca en estas últimas semanas.

Vamp1Primera sección: una de vampiros.

El libro Alla ricerca di Dracula (In Search of Dracula: The History of Dracula and Vampires, 1972) de Raymond T. McNarlly y Radu Florescu (caballero este último cuyo linaje, por cierto, se remonta a los tiempos en los que Vlad Tepes sembraba Rumanía de campos de estacas) es, en gran medida, responsable de haber puesto en el mapa histórico al Drácula literario. Entre libro de viajes, crónica histórica e informe detectivesco, repasa algunos aspectos de la biografía del Empalador a través de los lugares por los que transitó durante su mortal existencia. En la expedición rumana que McNally y Florescu llevaron a cabo a finales de la década de los 60 también figuraba originalmente Matei Cazacu, quien algunos años después cambiaría Bucarest por París. El propio Cazacu evoca el viaje en el prólogo de su libro Dracula, y recuerda, quién sabe si con cierto oculto resquemor, que algunas de las ideas vertidas en Alla ricerca eran tesis propias.

En cuanto a Dracula. La vera storia di Vlad III l’Impalatore (Dracula, 2004), es un estudio histórico de Tepes como hombre político que se centra en las campañas militares que protagonizó, y en el inestable juego de equilibrios entre los poderes dominantes de la Europa central y oriental, con Hungría a un lado y Turquía al otro. El estudio dedica siete de sus nueve capítulos a reconstruir el perfil biográfico de Vlad Tepes a partir de documentos originales. Los capítulos ocho y nueve, por el contrario, exploran, por un lado, las fuentes que pudieron inspirar a Bram Stoker en la creación del inmortal conde, y, por otro, la figura del vampiro como fenómeno cultural. Como dato más que curioso, les diré que Cazacu, basándose a su vez en el trabajo de Radu Florescu, sostiene que Stoker tomó para su Dracula elementos de la novela Le capitaine vampire (El capitán vampiro), publicada por la belga Marie Nizet en 1879.

Con Prima di Dracula. Archeologia del vampiro, el clasicista Tommaso Braccini explora el poco conocido universo de cadáveres, muertos redivivos y chupadores de sangre del mundo antiguo y medieval mediterráneo oriental, permitiéndose alguna que otra incursión en las fuentes modernas. Resulta de interés la combinación de fuentes teológicas y eclesiásticas con narraciones folclóricas y apuntes arqueológicos. Tanto ensayo sólo puede digerirse con una buena selección ladrillesca de relatos de vampiros, como el Storie di vampiri que cierra esta upírica minisección. Este tipo de antologías suele hacer uso de portadas horribles, así como juntar relatos de desigual calidad, pero precisamente por eso (entre otras cosas) resultan tan atractivas, entretenidas y útiles para edificar el espíritu. En sus mil páginas cabe casi todo, vijs, vurdalaks, horlas y carmillas, Stokers, Bensons, Quinns y Smiths, notas históricas y reflexiones literarias, y sobre todo y ante todo, terror y escalofrío, aventura y esperpento.

Estos cuatro libros, si se leen contemporáneamente, producen un extraño efecto. Las informaciones, reflexiones y apuntes de unos y otros se sobreponen, se cruzan, se funden y complementan, se ratifican y refuerzan entre sí, aportando veracidad a todas y cada una de las narraciones, ya sean estas históricas o literarias. Se crea una mitología viva en en la que el vampiro y sus múltiples manifestaciones existen todavía, una mitología que nos da la esperanza de que una segunda existencia, desde la sombra y la frialdad de la tumba, aún es posible.

Vamp2Segunda sección: cosas del amor, del sexo y de la procreación.

Esta selección procede directamente de uno de uno de esos artículos académicos que he mencionado al principio. El libro de Yitschak Sefati “Canciones de amor de la literatura sumeria” (Love Songs in Sumerian Literature) presenta la edición, traducción y comentario de las composiciones sumerias que narran los amores, encuentros sexuales, cortejos y esponsalicios varios entre la diosa Inanna y su novio de toda la vida Dumuzi. El diccionario de Boggione y Casalegno Dizionario del lessico erotico (libro iluminante y divertido como pocos), por su parte, ofrece un abecedario de la terminología sexual y de las cosas del fornicio empleada en la literatura italiana moderna y contemporánea, mientras el estudio de Adams sobre el vocabulario sexual latino Il vocabolario del sesso a Roma (The Latin Sexual Vocabulary, 1990) resulta más rígido y académico en su tratamiento del tema.

Vamp3Tercera sección: varia.

*Rapidito, que ya es viernes.*

Leer a Piero Camporesi es siempre una delicia, sus libros muestran un equilibrio envidiable entre dato histórico y estilo literario, y sería capaz de conseguir que le interesasen a usted las materias más abstrusas e incomprensibles. En este I balsami di Venere, Camporesi repasa las sustancias utilizadas principalmente en la Europa moderna de los siglos XVI y XVII para rejuvenecer, vivificar, y estimular los apetitos de la carne (cosas que a todos ustedes, como a mí, les interesan). Los otros dos libros que aparecen en la fotografía tocan esas viejas filias nuestras, la ilustración anatómica (Human Anatomy), por un lado, y las experiencias de poseídos y endemoniados (ojo, en este caso en el mundo hebreo de los siglos XVI y XVII), por otro.

Y ahora que ya han echado una ojeada a este pequeño universo nuestro contenido entre cuatro paredes y sepulto en el polvo, ya podrán dormir tranquilos. ¿O no?

Algunas notas editoriales y bibliográficas

Adams, J. N. Il vocabolario del sesso a Roma. Traducción de Maria Laetitia Riccio Coletti y Enrico Riccio. Lecce: Argo; 1996 (1ª ed. 1990).

Boggione, V.; Casalegno. G. Dizionario del lessico erotico. Torino: UTET; 2004.

Braccini, T. Prima di Dracula. Archeologia del vampiro. Bologna: Il Mulino; 2011

Camporesi, P. I balsami di Venere. Milano: Garzanti; 1989.

Cazacu, M. Dracula. La vera storia di Vlad III l’Impalatore. Traducción de M. Basile. Milano: Mondadori; 2006 (1ª ed. 2004).

Chayes, J. H. Posseduti ed esorcisti nel mondo ebraico. Traducción de Laura Rescio. Torino: Bollati Boringhieri; 2010 (1ª ed. 2003)

McNarlly, R. T.; Florescu, R. Alla ricerca di Dracula. Milano: Sugar; 1973 (1ª ed. 1972)

Pueden ojear la versión inglesa revisada de 1994, con portada de Edward Gorey, aquí.

Pilo, G.; Fusco, S. (eds) Storie di vampiri. Roma: Newton Compton; 1994.

Sefati, Y. Love Songs in Sumerian Literature. Rāmat-Gan: Bar-Ilan University Press; 1998.

Oct14: de demonios, falsas Babeles, y dinero robado

He aquí la primera remesa de libros que inaugura esta nueva no-era de En La Lista Negra. Octubre es período amadísimo en este blog. Enraizado en el otoño, antecede al mes de muertos, y sus 31 días engullen a pequeños bocados los despojos del verano moribundo. Incluso aquí, en esta ciudad plantada en medio del Mediterráneo desde donde les escribo, vuelven a sentirse los fríos, soplan los primeros vientos, y los síntomas del incipiente resfriado ya se han instalado entre la nariz y los pulmones.

Es tiempo de bebidas calientes, jerséis de lana, y libros.

Libros oct2014bCualquier libro escrito por Mario Liverani es una garantía de rigor, inteligencia, e incluso brillantez. El último volumen publicado por el historiador del Próximo Oriente Antiguo se titula Immaginare Babele. Due secoli di studi sulla città orientale antica, y en sus más de 500 páginas, reconstruye la historiografía del imaginario urbano oriental. Piensen en cómo la mutable sociedad occidental representó las ciudades de Babel, de Assur, de Nínive antes de su descubrimiento, y en cómo se repensaron después de que las primeras excavaciones arqueológicas hubiesen sacado a la luz los huesos de aquellos grandiosos monstruos bíblicos. Con cada generación de estudiosos, con cada nueva corriente teórica, pues, la ciudad antigua se redescubre constantemente, resurge y se eleva bajo formas siempre originales, mutables, dinámicas. Por si teníamos dudas, Liverani nos enseña que no hay verdades absolutas ni pasados inamovibles, sino que la historia se reescribe constantemente.

Lamaštu. An Edition of the Canonical Series of Lamaštu Incantations and Rituals and Related Texts from the Second and First Millennia B.C. es un libro que esperaba desde hace tiempo y que, con toda sinceridad, no esperaba ver publicado. Después de 44 años desde que iniciase su investigación, Walter Farber por fin publica la edición de los textos rituales destinados a someter a esta inquietante figura mesopotámica, cubriendo así casi dos milenios de tradición escrita. Entre lo divino y lo demoníaco, Lamaštu, el monstruoso híbrido que hace gala de una feminidad invertida, consiguió extender su influencia morbosa a Oriente y Occidente. Los amuletos para hacerle frente se cuentan por centenares y siguen apareciendo con cada nueva excavación arqueológica. Sin ser el estudio definitivo que Ella se merece, el volumen de Farber contribuye de forma decisiva a definir los atributos y el recorrido histórico de esta entidad terrible y fascinante.

Libros oct2014dTeniendo en cuenta que Lamaštu siente predilección por las mujeres grávidas y los infantes, no está de más mencionar dos libros de literatura infantil que se han colado este octubre en la Lista. El primero, La famosa invasione degli orsi in Sicilia, de Dino Buzzati, cuenta una historia de enfrentamiento y poder en la que los osos asumen los modos y maneras de los hombres y pagan por ello un alto precio. Las ilustraciones que acompañan el texto, obra del propio Buzzati, superan con creces, a mi modo de ver, la propia narración. El segundo, Emil und die Detektive, de Erich Kästner, es uno de esos libros con historia. Publicado en 1929 e ilustrado por Walter Trier, sobrevivió a la quema nazi (cosa que no sucedería con otros libros de Kästner), lo que contribuyó a que se convirtiese en clásico de la literatura infantil alemana. Es una historia de drogas y robos (en concreto, de adultos que drogan a niños para robarles el dinero), en las que un grupo de infantes unen sus fuerzas para recuperar los cuartos tan vilmente sustraídos.

Libros oct2014aUn último libro y les dejo en paz. Cualquiera que sienta interés por el mundo de la traducción literaria (y diría más, cualquier apasionado de la novela en lengua inglesa), apreciará La voce del testo. L’arte e il mestiere di tradurre de la traductora y profesora Franca Cavagnoli. A través de una serie de fragmentos de géneros diversos y autores dispares que van de los clásicos contemporáneos a los modernos productos de literatura vampírico-juvenil, Cavagnoli expone con suma claridad los problemas a los que se enfrenta el traductor y las técnicas para superarlos. Además de ser un ejemplo sobre cómo hacer didáctica con sencillez y claridad, La voce del testo servirá al lego para apreciar el trabajo que los y las traductores/as realizan.

Dentro de un mes, más. Y si nos echasen de menos, no duden en seguirnos en Facebook.

Algunas notas editoriales y bibliográficas

Buzzati, D. La famosa invasione degli orsi in Sicilia. Milano: Mondadori; 2002 [1a ed. 1945].

Edición en español de La famosa invasión de Sicilia por los osos.

Cavagnoli, F. La voce del testo. L’arte e il mestiere di tradurre. Milano: Feltrinelli; 2012.

Farber, W. Lamaštu. An Edition of the Canonical Series of Lamaštu Incantations and Rituals and Related Texts from the Second and First Millennia B.C. Winona Lake: Eisenbrauns; 2014.

Kästner, E. Emil und die Detektive. Emil und die drei Zwillinge. Hamburg – Zürich: Dressler; 2012 [1a ed. 1929m 1935].

Edición en español de Emilio y los detectives.

Pequeño tesoro en lengua italiana: nuevas adquisiciones de ELLN

Los libros descartados por algunxs pueden convertirse en preciadas adquisiciones para otrxs. Rebuscar entre pilas polvorientas de volúmenes acomunados bajo el cartel de “Todo a 1 euro” en los puestos y mercadillos que se prodigan por la capital italiana puede dar frutos como los que esta foto resume.

Libros2

Primeras ediciones de L’armata dei fiumi perduti y La fontana di Lorena de Carlo Sgorlon; el ensayo de Mario Galzigna La malattia morale. Alle origine della psichiatria moderna; la traducción de la novela de Singer Il mago di Lublino (disponible en español en la editorial RBA). Y en el centro, observándoles desde el corazón del monograma “db”, otra primera edición de una obra maravillosa (sí, también esta traducida al español) que en breve comentaremos en nuestra sección “En píldora”.

Y como colofón, algunos otros libros que nos han regalado últimamente. Medicina irania, fuego sagrado, y hadas transtemporales.

Libros3

Los otros fantasmas: muertos y ultratumba de la Mesopotamia antigua

Tú, difunto que me sales al encuentro, (…) cuando te acerques a mi cama, que las espinas de baltu te detengan, que las espinas de ašāgu te detengan, que el círculo te detenga (Scurlock (2006), 214-215, texto n° 18, líneas 3-6; fragmento; traducción de Couto).

A lo largo de estos casi dos años de recorrido, EnLaListaNegra les hemos presentado variados fantasmas literarios. Hoy, que es día de difuntos, les hablaremos de otros fantasmas, esos que tienen mucho de histórico y de arqueológico, los fantasmas que habitan las prácticas religiosas, la vida cotidiana, la experiencia individual y el tejido colectivo. Será una presentación breve y, por tanto, no exhaustiva, que dejará fuera de la puerta, voluntariamente, problemáticas de método e interpretación, sutilezas semánticas, y jerga académica, por el bien de todxs.

Ur_insitu_headdress

Lo que queda de una gran dama: oro, lapislázuli y calavera. Tumbas reales de Ur.

En el país de Sumer y Akkad, el infierno es el cielo, el cielo es el infierno. No hay distinciones para buenos ni malos, comparten los muertos el mismo espacio, idéntico rancho de tierra y fango. Conducen una existencia sombría, suspendida, en ese lugar que los textos denominan “la tierra”, “la montaña”, “el lugar donde se pone el sol”, “el país del no retorno”, o mi expresión favorita, “la casa de la oscuridad”.

La hija del dios Sîn tomó su decisión:

A la casa de la oscuridad, la residencia de Irkalla,

A la casa en la que, quien entra, ya no puede abandonarla,

Al camino cuyo recorrido no tiene retorno,

A la casa en la que, quien entra, es privado de la luz,

El lugar donde el polvo es su hambre, el fango su alimento.

No ven la luz, viven en la oscuridad,

Como los pájaros se cubren con un vestido de alas (Descenso de Ištar a los Infiernos, 3-10; traducción de Couto)

Quien entre en esta singular morada ya no saldrá jamás, la luz del sol le será vetada, ni la puerta ni el cerrojo resonarán al ser abiertos, se arrastrará en la penumbra. Eso es la muerte, eso es el infierno. Incluso los dioses se ven abocados a ese destino: ahí tienen a Nergal como ejemplo, aunque al menos con su descenso gana un reino y una infernal consorte, Ereškigal. Solamente Inana / Ištar, la diosa de los umbrales, de los opuestos, de los intersticios, logrará hacer, no sin penurias y dificultades, un viaje de ida y vuelta a la ultratumba.

British_Museum_Burney_relief Híbridos alados. Relieve Burney © Trustees of the British Museum

En el buen morir, el fantasma ingresa en los infiernos. En el mal morir, sin embargo, el espectro permanece en el mundo de los vivos, donde los perseguirá y azotará con su presencia terrible y sus chillidos funestos. Muere mal quien perece violentamente o no recibe sepultura, quien no es objeto de honras fúnebres, quien fallece en el momento equivocado de su recorrido vital.

Ya seas alguien que cayó en el desierto,

O alguien que murió en la estepa,

O el que (yace) en la estepa sin estar cubierto de tierra,

Ya seas el hombre muerto por arma,

O el hombre destruido en la orilla,

O aquel a quien el león despedazó,

O aquel a quien un perro devoró,

O bien seas el hombre que murió en el agua,

O aquel que se cayó del tejado,

O el que se cayó de una palmera,

O aquel cuyo barco se hundió (Udug-hul IV 315-325, en Geller (1985); traducción de Couto).

Y sumen aquel que pereció en el vientre materno, y quien murió en la juventud, y quien no engendró descendencia…

Ardat-lilî se desliza por del ventana del hombre,

La muchacha (que) no ha conocido un destino.

La joven hija que, aun siendo mujer, no copuló,

La misma que, siendo una mujer, no fue desflorada (…),

La joven que, como un viento, fue obligada a salir por la ventana,

La joven cuyo fantasma no fue expulsado por la boca,

La joven llevada a la tierra por la enfermedad de su vientre (Lackenbacher (1971), 131, grupo 2: i 1-7, i 5’-11’; traducción de Couto)

Podrá entonces el espectro furioso (el gidim o eemmu) aparecerse ante los vivos, hostigarlos, enfermarlos, hasta que estos mueran o aquel logre traspasar el umbral para integrarse en la quietud umbrosa de los infiernos. Y de remedios para apaciguar fantasmas, guiarlos en su descenso al ultramundo y curar los males que producen se conocen muchos ejemplos en Mesopotamia, tantos como para que se hayan escrito numerosos artículos y hasta una monografía (véase Scurlock en la sección bibliográfica final), desde lociones, pócimas y amuletos a rituales funerarios pasando por casamientos espectrales entre fantasmas.

Si los ojos de una persona dan vueltas, (si) dice: “¡Ay, mi vientre!”; si su vientre ruge, la parte superior de su barriga se abulta constantemente, si no come ni bebe, antes de que se debilite y muera, matarás un pollo(?)/ganso(?) sobre su vientre. Mientras se arrancan las entrañas del pollo(?)/ganso(?) y se ponen sobre su vientre, el āšipu[1] impondrá sus manos sobre él (i.e. el paciente) y dirá lo siguiente: Encantamiento. Elimina al fantasma maligno, elimina al fantasma maligno, que no se acerque al cuerpo del hombre. Que (las entrañas) expulsen cualquiera (que sea) su mal (fragmento del ritual LKA 85 editado en Scurlock (2006, 477, texto 199, 1-11).

Dirán que la muerte nos iguala, pero líbrenos el destino de un mal morir. Que no les persigan los espectros, y feliz día de difuntos.

Algunas notas editoriales y bibliográficas

Bottéro, J.; Kramer, S. N. Lorsque les dieux faisaient l’homme. Paris: Gallimard; 1989. [Disponible en traducción al español].

Geller, M. J. Forerunners to Udug-hul. Sumerian Exorcistic Incantations. Stuttgart: Steiner-Verlag; 1985.

George, A. The Epic of Gilgamesh: the Babylonian Epic Poem and Other Texts in Akkadian and Sumerian. London: Allen Lane Penguin Press; 1999. [Disponible en traducción al español].

Katz, D. The Image of the Netherworld in the Sumerian Sources. Bethesda CDL: Press; 2003.

Lackenbacher, S. (1971). ‘Note sur l’ardat-lilî’. Revue d’Assyriologie et d’archéologie orientale 65 (1971), 119-154.

Scurlock, J. Magico-medical Means of Treating Ghost-induced Illnesses in Ancient Mesopotamia. Leiden: Brill; 2006.


[1] Figura profesional harto compleja de definir, puede considerarse un operador ritual, además de estudioso, copista y archivero de textos, experto en letras y consejero.

Tesoros de EnLaListaNegra II: Libros por docenas

Books3

Comprar libros proporciona un placer sólo parangonable a aquel de leerlos. En la última semana nos hemos manchado las manos de polvo y telarañas en nuestra estacional búsqueda de volúmenes curiosos y de interés para lectores ávidos, lectoras insaciables, y amantes en general de lo viejo y singular.

El resultado de nuestra pesquisa lo encontrarán en la foto que acompaña a este texto. Como ven, poca novela pero mucha historia. Ahí tienen Bushmen in a Victorian World (“Bosquimanos en un mundo victoriano”) de Andrew Bank, que narra la investigación que los británicos y decimonónicos etnólogos llevaron a cabo entre los bosquimanos con el fin de registrar su lengua y cultura; A Guide to the Babylonian and Assyrian Antiquities (“Guía de las antigüedades babilonias y asirias”) del British Museum, antigualla que data de 1908 nada menos; L’apparition du livre de Lucien Febvre y Henri-Jean Martin (un libro sobre el nacimiento del libro, ¿cómo no comprarlo?); Mystiques, spirituels, alchimistes du XVIe siècle allemand, de Alexandre Koyré; o Bodies / Machines, un volumen sobre humanos, máquinas, lo físico y lo espiritual editado por Iwan Rhys Morus, de quien ya les hablamos en otra ocasión (pinchen aquí para leer más).

Por si fuera poco, en un infecto y decadente lugar mitad almacén, mitad morgue libresca,  nos agenciamos unos cuantos catálogos de subastas con maravillosas ilustraciones médicas, anatómicas, orientales, y viajeras. Un poco de historia natural, otro poco de arqueología del Próximo Oriente, combinado con pizcas de gramática y antropología, y voilà la naturaleza de nuestros trofeos al completo.

¿Les gustaría saber más sobre alguno de los libros presentes en la fotografía? Si es así, expresen sus preferencias y desde EnLaListaNegra intentaremos satisfacer su curiosidad.

VVAA, Diccionario de gnosis y esoterismo occidental

La naturaleza no gusta de mostrarse desnuda a todas las miradas.

dictionaryofgnosisQuizás les resulte cuanto menos llamativo que dediquemos la entrada de esta semana a un diccionario, pero este que les proponemos, con sus más de 1200 páginas de texto desnudo sin aderezo de imágenes, bien merece atención. El „Diccionario de gnosis y esoterismo occidental“ (Dictionary of Gnosis and Western Esotericism), publicado por la editorial académica  y adepta a los precios prohibitivos Brill, es un ABC de esos personajes, fenómenos y corrientes que se engloban bajo la etiqueta nada restrictiva de gnosis“.  Este término se utiliza en la obra para reunir una gran variedad de corrientes filosóficas, prácticas religiosas, y tradiciones de pensamiento marcadas por el conocimiento esotérico (gnosis) principalmente de corte judeo-cristiano, entendido en sentido amplio. Esta gnosis, semilla del „esoterismo occidental“, es un término-contenedor que alude grosso modo a esos dos milenios de historia que, enraizándose en la tradición helenística y el Egipto grecorromano, llegan a nuestro presente contemporáneo bajo las formas (por ejemplo) del neopaganismo, la cienciología y el satanismo. Huelga decir que en este diccionario se dedican sendas entradas a estos tres movimientos.

Hildegard_von_Bingen_Liber_Divinorum_OperumEl hilo conductor que acomuna en un único volumen artículos tan dispares, y que por tanto forja una particular idea de lo que la gnosis y el esoterismo occidental significan, parece ser la contestación de la normatividad. A un cristianismo ortodoxo, jerárquico y fundamentalmente eclesiástico, se oponen un número cuasi infinito de posibles interpretaciones y aproximaciones al universo, a lo divino, a lo oculto, a la naturaleza, al ser humano, a lo vivo, a lo muerto, a lo inmortal.

Es por ello que el abanico de temas y personajes históricos de este diccionario resulta de lo más heterogéneo. De artículos generales sobre alquimia, astrología, criptografía y magia pasamos a otros sobre teosofía, mesmerismo, secretismo y espiritualismo. Miembros de órdenes eclesiásticas como Giordano Bruno, Alberto Magno, o Hildegarda de Bingen comparten espacio con Agrippa, Aleister Crowley, Annie Bessant o Dion Fortune; heréticos y miembros de sectas y sociedades secretas saludan a Avicenna, a Swedenborg o al mismísimo Blake sin ruborizarse, y encontramos incluso entradas sobre escritores como Bulwer-Lytton o Huysmans.

William_Blake,_Hecate_or_the_Three_Fates

Es cierto que, tratándose como es el caso de una obra de consulta, se hace necesario cierto grado de simplificación que facilite y agilice la lectura, que dé pistas sin agotar el tema. Y esto, en muchos casos, resulta insuficiente. Para el lector(a) curios@ que desee ampliar conocimientos, sin embargo, cada entrada y tema incluye una bibliografía adicional.

La mezcla de fervor religioso, piedad, ideal cristiano, tendencias heréticas, clasicismo, filosofía, historia natural, ciencia islámica, saberes orientales, ocultismo, traducción y (re)interpretación es, para EnLaListaNegra, el atractivo principal de este “Diccionario de gnosis y esoterismo occidental”. Invita a vagabundear entre sus páginas, a saltar de un punto a otro, a abrir aleatoriamente el volumen y, como quien extrajese conejos albinos de un sombrero de copa, a maravillarse con lo fortuito.

Algunas notas editoriales y bibliográficas

Hanegraff, W. J. (ed). Dictionary of Gnosis and Western Esotericism. Leiden – Boston: Brill; 2006.

GMP1

Viaje in utero

¿Conocen esa sensación extraña que sobreviene cuando se es expuesto a una sobredosis de información en forma de imágenes, textos e ideas, que luego tienden a presentarse de nuevo aleatoriamente en flashes para más tarde desvanecerse en un remolino de palabras desligadas y figuras inconexas? Pues esto nos sucede EnLaListaNegra desde que hemos puesto pie en Alemania. Un peculiar trabajo que nos traemos entre manos nos está proporcionando horas de estudio sobre aspectos de historia de la medicina y la anatomía, en especial ligadas a la reproducción, la embriología, y el cuerpo femenino; pero también esta trastocando completamente nuestro calendario de lecturas y comentarios literarios.

En la entrada de esta semana, pues, les presentamos algunas imágenes que atestiguan un viaje poco convencional, un periplo al interior del cuerpo, una regresión in utero. Una colección de imágenes curiosas que, a pesar de no demostrarlo, siguen un hilo lógico, si bien finísimo e imperceptible. Recuerden que la biología y la biomedicina muestran una versión de la realidad y no “La Realidad”; que no hay “Verdades científicas”, sino únicamente “creencias científicas”.

Estos son mundos de maravilla y espanto.

Da_Vinci_feto_royal_collectionLeonardo Da Vinci (1452-1519) imaginó al feto como una esfera, un fruto precioso cerrado sobre sí mismo.

magical_gem_British_Museum

Amuleto uterino del siglo III e.c. conservado en el Bitish Museum. Las corrientes mayoritarias de pensamiento médico clásico grecolatino, con los autores hipocráticos a la cabeza, sostenían que el útero era un animal capaz de moverse dentro del cuerpo de la mujer. Su continua necesidad de humedad, de ser irrigado, podía obligarlo a trasladarse desde las regiones inferiores del cuerpo hasta los pulmones, llegando incluso a provocar sofocación. Estos amuletos tallados en piedra, generalmente hematita,  por tanto, se utilizaban con fines terapéuticos en el tratamiento de afecciones uterinas vinculadas sobre todo a estos movimientos. En la imagen aparece representado , según la iconografía habitual de estas piezas, un útero que evoca la imagen del pulpo (fíjense en esos filamentos tentaculares en la parte tanto inferior como superior), bajo cuya boca figura una llave.

La inscripción griega en el reverso de la gema reza (aquí me fío de l@s responsables de la publicación correspondiente): Orôriouth, Iaêô, Iaô, Sabaôth, útero, contráete.

La obra de referencia fundamental para el estudio de estas gemas fue publicada por Campbell Bonner en 1950 bajo el título Studies in Magical Amulets: Chiefly Graeco-Egyptian. No se pierdan el recientísimo proyecto de publicación y reedición digital de estas piezas: The Campbell Bonner Magical Gems Database.

L0035934 Clay-backed uterus. Roman votive offeringÚtero votivo romano en terracotta (II a.e.c.-II e.c.). Abundantísimos ejemplares de estos exvotos se han excavado en yacimientos del Mediterráneo: eran depositados en templos, probablemente, para solicitar o agradecer favores en materia ginecológica y obstétrica concecidos por las divinidades.

Maruja Mallo_Naturaleza vivaMaruja Mallo, Naturaleza viva

Oxford_BodleianMS Ashmole 399, fol. 13v. Estilizada versión de un útero grávido en un manuscrito médico del siglo XIII.

Foetal positions in womb Soranus Gynaecia 9th cIlustración del siglo IX e.c. a la Gynaecea de Sorano  donde se muestran algunas de las posiciones problemáticas que puede adoptar el feto in utero. Como pueden observar, el feto es representado aquí como un señor pequeñito e inquieto.

L0034904 Diagram showing the uterusWilliam Cowper, Diagrama del útero, 1739. Paisajes de otro mundo.

Kubin

Alfred Kubin para terminar. Tumbas y úteros. EL principio. El fin.