Archive for the ‘ Traducciones ’ Category

Vampiros, sexo y dybbuks: últimas novedades en ELLN

Que no cunda el pánico. Aunque pueda parecer lo contrario, no, no he quedado atrapada bajo una montaña de tomos enciclopédicos, ni me ha devorado la Bestia de Polvo y Pelusa (aunque más de una vez me haya mordido y arañado con espantosa violencia), y tampoco me he colado por un agujero de gusano. En La Lista Negra vive (“it’s alive!”), aunque sea en la sombra y el silencio, acumulando libros, y escribiendo, escribiendo, escribiendo.

“¿Que escribe? ¿Pero qué escribe?”

Ya saben, lo de siempre. Escribe/escribo/escribimos sobre los benditos muertos que le/me/nos dan de comer, sobre sus cuerpos monstruosos, sensuales, fecundos, enfermos. Algo más de 100 páginas, y más de cincuenta mil palabras, de artículos académicos en los últimos cuatro meses y medio. Artículos, les advierto, que, siendo optimistas, casi nadie leerá, pero que me han reportado en la mayoría de los casos horas y horas de pecaminoso disfrute (entiéndanme, el trabajo debería ser sufrimiento y no gozosa actividad), y otras tantas de quebraderos de cabeza.

Dicho lo dicho, les comunico que el ritmo de publicaciones en el blog seguirá siendo irregular y totalmente impredecible. Les informo, además, de que muy pronto tendré que empezar a buscar trabajo. Un trabajo serio, de persona adulta y responsable. Si tienen una propuesta laboral interesante para una parada con mucho amor por los libros, experiencia en el manejo de herramientas bibliográficas, cierto conocimiento de idiomas et cetera et cetera, no duden en ponerse en contacto conmigo.

Y ahora, al tema: un repaso visual a algunos de los libros que circulan o han circulado por nuestra biblioteca en estas últimas semanas.

Vamp1Primera sección: una de vampiros.

El libro Alla ricerca di Dracula (In Search of Dracula: The History of Dracula and Vampires, 1972) de Raymond T. McNarlly y Radu Florescu (caballero este último cuyo linaje, por cierto, se remonta a los tiempos en los que Vlad Tepes sembraba Rumanía de campos de estacas) es, en gran medida, responsable de haber puesto en el mapa histórico al Drácula literario. Entre libro de viajes, crónica histórica e informe detectivesco, repasa algunos aspectos de la biografía del Empalador a través de los lugares por los que transitó durante su mortal existencia. En la expedición rumana que McNally y Florescu llevaron a cabo a finales de la década de los 60 también figuraba originalmente Matei Cazacu, quien algunos años después cambiaría Bucarest por París. El propio Cazacu evoca el viaje en el prólogo de su libro Dracula, y recuerda, quién sabe si con cierto oculto resquemor, que algunas de las ideas vertidas en Alla ricerca eran tesis propias.

En cuanto a Dracula. La vera storia di Vlad III l’Impalatore (Dracula, 2004), es un estudio histórico de Tepes como hombre político que se centra en las campañas militares que protagonizó, y en el inestable juego de equilibrios entre los poderes dominantes de la Europa central y oriental, con Hungría a un lado y Turquía al otro. El estudio dedica siete de sus nueve capítulos a reconstruir el perfil biográfico de Vlad Tepes a partir de documentos originales. Los capítulos ocho y nueve, por el contrario, exploran, por un lado, las fuentes que pudieron inspirar a Bram Stoker en la creación del inmortal conde, y, por otro, la figura del vampiro como fenómeno cultural. Como dato más que curioso, les diré que Cazacu, basándose a su vez en el trabajo de Radu Florescu, sostiene que Stoker tomó para su Dracula elementos de la novela Le capitaine vampire (El capitán vampiro), publicada por la belga Marie Nizet en 1879.

Con Prima di Dracula. Archeologia del vampiro, el clasicista Tommaso Braccini explora el poco conocido universo de cadáveres, muertos redivivos y chupadores de sangre del mundo antiguo y medieval mediterráneo oriental, permitiéndose alguna que otra incursión en las fuentes modernas. Resulta de interés la combinación de fuentes teológicas y eclesiásticas con narraciones folclóricas y apuntes arqueológicos. Tanto ensayo sólo puede digerirse con una buena selección ladrillesca de relatos de vampiros, como el Storie di vampiri que cierra esta upírica minisección. Este tipo de antologías suele hacer uso de portadas horribles, así como juntar relatos de desigual calidad, pero precisamente por eso (entre otras cosas) resultan tan atractivas, entretenidas y útiles para edificar el espíritu. En sus mil páginas cabe casi todo, vijs, vurdalaks, horlas y carmillas, Stokers, Bensons, Quinns y Smiths, notas históricas y reflexiones literarias, y sobre todo y ante todo, terror y escalofrío, aventura y esperpento.

Estos cuatro libros, si se leen contemporáneamente, producen un extraño efecto. Las informaciones, reflexiones y apuntes de unos y otros se sobreponen, se cruzan, se funden y complementan, se ratifican y refuerzan entre sí, aportando veracidad a todas y cada una de las narraciones, ya sean estas históricas o literarias. Se crea una mitología viva en en la que el vampiro y sus múltiples manifestaciones existen todavía, una mitología que nos da la esperanza de que una segunda existencia, desde la sombra y la frialdad de la tumba, aún es posible.

Vamp2Segunda sección: cosas del amor, del sexo y de la procreación.

Esta selección procede directamente de uno de uno de esos artículos académicos que he mencionado al principio. El libro de Yitschak Sefati “Canciones de amor de la literatura sumeria” (Love Songs in Sumerian Literature) presenta la edición, traducción y comentario de las composiciones sumerias que narran los amores, encuentros sexuales, cortejos y esponsalicios varios entre la diosa Inanna y su novio de toda la vida Dumuzi. El diccionario de Boggione y Casalegno Dizionario del lessico erotico (libro iluminante y divertido como pocos), por su parte, ofrece un abecedario de la terminología sexual y de las cosas del fornicio empleada en la literatura italiana moderna y contemporánea, mientras el estudio de Adams sobre el vocabulario sexual latino Il vocabolario del sesso a Roma (The Latin Sexual Vocabulary, 1990) resulta más rígido y académico en su tratamiento del tema.

Vamp3Tercera sección: varia.

*Rapidito, que ya es viernes.*

Leer a Piero Camporesi es siempre una delicia, sus libros muestran un equilibrio envidiable entre dato histórico y estilo literario, y sería capaz de conseguir que le interesasen a usted las materias más abstrusas e incomprensibles. En este I balsami di Venere, Camporesi repasa las sustancias utilizadas principalmente en la Europa moderna de los siglos XVI y XVII para rejuvenecer, vivificar, y estimular los apetitos de la carne (cosas que a todos ustedes, como a mí, les interesan). Los otros dos libros que aparecen en la fotografía tocan esas viejas filias nuestras, la ilustración anatómica (Human Anatomy), por un lado, y las experiencias de poseídos y endemoniados (ojo, en este caso en el mundo hebreo de los siglos XVI y XVII), por otro.

Y ahora que ya han echado una ojeada a este pequeño universo nuestro contenido entre cuatro paredes y sepulto en el polvo, ya podrán dormir tranquilos. ¿O no?

Algunas notas editoriales y bibliográficas

Adams, J. N. Il vocabolario del sesso a Roma. Traducción de Maria Laetitia Riccio Coletti y Enrico Riccio. Lecce: Argo; 1996 (1ª ed. 1990).

Boggione, V.; Casalegno. G. Dizionario del lessico erotico. Torino: UTET; 2004.

Braccini, T. Prima di Dracula. Archeologia del vampiro. Bologna: Il Mulino; 2011

Camporesi, P. I balsami di Venere. Milano: Garzanti; 1989.

Cazacu, M. Dracula. La vera storia di Vlad III l’Impalatore. Traducción de M. Basile. Milano: Mondadori; 2006 (1ª ed. 2004).

Chayes, J. H. Posseduti ed esorcisti nel mondo ebraico. Traducción de Laura Rescio. Torino: Bollati Boringhieri; 2010 (1ª ed. 2003)

McNarlly, R. T.; Florescu, R. Alla ricerca di Dracula. Milano: Sugar; 1973 (1ª ed. 1972)

Pueden ojear la versión inglesa revisada de 1994, con portada de Edward Gorey, aquí.

Pilo, G.; Fusco, S. (eds) Storie di vampiri. Roma: Newton Compton; 1994.

Sefati, Y. Love Songs in Sumerian Literature. Rāmat-Gan: Bar-Ilan University Press; 1998.

Oct14: de demonios, falsas Babeles, y dinero robado

He aquí la primera remesa de libros que inaugura esta nueva no-era de En La Lista Negra. Octubre es período amadísimo en este blog. Enraizado en el otoño, antecede al mes de muertos, y sus 31 días engullen a pequeños bocados los despojos del verano moribundo. Incluso aquí, en esta ciudad plantada en medio del Mediterráneo desde donde les escribo, vuelven a sentirse los fríos, soplan los primeros vientos, y los síntomas del incipiente resfriado ya se han instalado entre la nariz y los pulmones.

Es tiempo de bebidas calientes, jerséis de lana, y libros.

Libros oct2014bCualquier libro escrito por Mario Liverani es una garantía de rigor, inteligencia, e incluso brillantez. El último volumen publicado por el historiador del Próximo Oriente Antiguo se titula Immaginare Babele. Due secoli di studi sulla città orientale antica, y en sus más de 500 páginas, reconstruye la historiografía del imaginario urbano oriental. Piensen en cómo la mutable sociedad occidental representó las ciudades de Babel, de Assur, de Nínive antes de su descubrimiento, y en cómo se repensaron después de que las primeras excavaciones arqueológicas hubiesen sacado a la luz los huesos de aquellos grandiosos monstruos bíblicos. Con cada generación de estudiosos, con cada nueva corriente teórica, pues, la ciudad antigua se redescubre constantemente, resurge y se eleva bajo formas siempre originales, mutables, dinámicas. Por si teníamos dudas, Liverani nos enseña que no hay verdades absolutas ni pasados inamovibles, sino que la historia se reescribe constantemente.

Lamaštu. An Edition of the Canonical Series of Lamaštu Incantations and Rituals and Related Texts from the Second and First Millennia B.C. es un libro que esperaba desde hace tiempo y que, con toda sinceridad, no esperaba ver publicado. Después de 44 años desde que iniciase su investigación, Walter Farber por fin publica la edición de los textos rituales destinados a someter a esta inquietante figura mesopotámica, cubriendo así casi dos milenios de tradición escrita. Entre lo divino y lo demoníaco, Lamaštu, el monstruoso híbrido que hace gala de una feminidad invertida, consiguió extender su influencia morbosa a Oriente y Occidente. Los amuletos para hacerle frente se cuentan por centenares y siguen apareciendo con cada nueva excavación arqueológica. Sin ser el estudio definitivo que Ella se merece, el volumen de Farber contribuye de forma decisiva a definir los atributos y el recorrido histórico de esta entidad terrible y fascinante.

Libros oct2014dTeniendo en cuenta que Lamaštu siente predilección por las mujeres grávidas y los infantes, no está de más mencionar dos libros de literatura infantil que se han colado este octubre en la Lista. El primero, La famosa invasione degli orsi in Sicilia, de Dino Buzzati, cuenta una historia de enfrentamiento y poder en la que los osos asumen los modos y maneras de los hombres y pagan por ello un alto precio. Las ilustraciones que acompañan el texto, obra del propio Buzzati, superan con creces, a mi modo de ver, la propia narración. El segundo, Emil und die Detektive, de Erich Kästner, es uno de esos libros con historia. Publicado en 1929 e ilustrado por Walter Trier, sobrevivió a la quema nazi (cosa que no sucedería con otros libros de Kästner), lo que contribuyó a que se convirtiese en clásico de la literatura infantil alemana. Es una historia de drogas y robos (en concreto, de adultos que drogan a niños para robarles el dinero), en las que un grupo de infantes unen sus fuerzas para recuperar los cuartos tan vilmente sustraídos.

Libros oct2014aUn último libro y les dejo en paz. Cualquiera que sienta interés por el mundo de la traducción literaria (y diría más, cualquier apasionado de la novela en lengua inglesa), apreciará La voce del testo. L’arte e il mestiere di tradurre de la traductora y profesora Franca Cavagnoli. A través de una serie de fragmentos de géneros diversos y autores dispares que van de los clásicos contemporáneos a los modernos productos de literatura vampírico-juvenil, Cavagnoli expone con suma claridad los problemas a los que se enfrenta el traductor y las técnicas para superarlos. Además de ser un ejemplo sobre cómo hacer didáctica con sencillez y claridad, La voce del testo servirá al lego para apreciar el trabajo que los y las traductores/as realizan.

Dentro de un mes, más. Y si nos echasen de menos, no duden en seguirnos en Facebook.

Algunas notas editoriales y bibliográficas

Buzzati, D. La famosa invasione degli orsi in Sicilia. Milano: Mondadori; 2002 [1a ed. 1945].

Edición en español de La famosa invasión de Sicilia por los osos.

Cavagnoli, F. La voce del testo. L’arte e il mestiere di tradurre. Milano: Feltrinelli; 2012.

Farber, W. Lamaštu. An Edition of the Canonical Series of Lamaštu Incantations and Rituals and Related Texts from the Second and First Millennia B.C. Winona Lake: Eisenbrauns; 2014.

Kästner, E. Emil und die Detektive. Emil und die drei Zwillinge. Hamburg – Zürich: Dressler; 2012 [1a ed. 1929m 1935].

Edición en español de Emilio y los detectives.

En píldora: George y Weedon Grossmith, Diario de un don nadie

Diary_of_a_Nobody_2Lupin, como el señor Huttle, tenía ideas originales y a veces maravillosas, pero precisamente esas ideas son muy peligrosas. Convierten a los hombres en extremadamente ricos o extremadamente pobres. Construyen hombres o los destruyen. Siempre he sentido que la gente que vive una vida simple y poco sofisticada es más feliz. Creo que yo soy feliz porque no soy ambicioso. De alguna manera, siento que Lupin, desde que está con el señor Perkupp, se ha contentado con sentar la cabeza y con seguir los pasos de su padre. Esto es un alivio. (Diario de un don nadie; traducción de Couto).

Diary of a nobody (1892), escrito por George Grossmith, ilustrado por su hermano Weedon y originalmente publicado en entregas en la revista Punch durante los años 1888 y 1889, es nuestra lectura humorística recomendada para el verano. A través del diario de Charles Pooter, el “don nadie” que representa la clase media decimonónica inglesa, Grossmith dibuja un panorama social entre lo hilarante y lo embarazoso.

Weedon-and-George-GrossmithDos Grossmith por el precio de uno.

Los Pooter son un matrimonio de mediana edad que conduce una vida acomodada pero comedida basada en el ahorro, la rutina, y los gustos simples. Su incapacidad empachada de moverse en lo que ellos consideran las “altas esferas” de la metrópolis, sin embargo, hace que sus escasos intentos de codearse con la flor y nata de la sociedad londinense terminen en sonoro bochorno. En su diario, con la flema que ya es marca británica, Charles Pooter nos cuenta las peripecias de su vida cotidiana, su trabajo como empleado en la firma Perkupp, la vida doméstica con su esposa Carrie, con la servidumbre y con sus amigos Cummings and Gowing, los encontronazos con personajes del vecindario, su incursión en experimentos espiritistas, y la relación con su hijo Lupin, quien representa una nueva generación cuyos valores se basan en las ganancias rápidas, el riesgo en la inversión, la vida frenética, y los gustos caros.

Diario de un don nadie: su dosis veraniega de humor en píldora. Eficacia probada.

Algunas notas editoriales y bibliográficas

Grossmith, G.; Grossmith, W. Diary of a Nobody. London: J. W. Arrowsmith; 1892.

Grossmith, G.; Grossmith, W. Diario de un don nadie. Traducción de Eduardo Iriarte. Barcelona: Edhasa; 2002.

Grossmith, G.; Grossmith, W. Diario de un don nadie. Traducción de Íñigo Jáuregui. Madrid: Nórdica; 2012.

Perfil de George Grossmith (1847-1912) en Wikipedia.

Perfil de Weedon Grossmith (1854-1919) en Wikipedia.

Mircea Eliade, Señorita Cristina

‘Todo lo que se refiere a la señorita Christina es, para ellas, verdaderamente sagrado’ dijo Egor para sí. ‘En el fondo no es un sentimiento mediocre. Amar y honorar una muerta, incluso en sus imágenes más vulgares. (Señorita Cristina, p. 35; traducción del italiano por Couto).

mircea_eliadeDomnişoara Christina es la novela vampírica y sobrenatural que Mircea Eliade (1907-1986) escribiese en 1936. Traducida al español hace dos décadas por la editorial Lumen, y hoy debidamente descatalogada, dormita sin mayor pena ni gloria en el purgatorio de los libros raros de género fantástico. Resulta curioso, pues, que a pesar de este olvido forzado, Señorita Christina haya inspirado la creación de una ópera (“Miss Christina”, 1981, de Şerban Nichifor), así como la realización de al menos dos películas (“Domnişoara Christina”, 1992, de Viorel Sergovici, y la homónima producción “Domnişoara Christina”, 2013, de Alexandru Maftei). Incluso Santiago Caruso aceptó el encargo de ilustrar la versión en portugués del libro en 2011 para la editorial brasileña Tordesilhas Livros.

La novela transcurre en la mansión de una antigua familia de terratenientes en el norte de Giurgiu, Rumanía. La estirpe sobrevive a través de tres mujeres: la señora Moscu y sus dos hijas, la una, Sanda, en edad casadera; la otra, Simina, una niña perversa. Los huéspedes, por el contrario, pertenecen invariablemente al sexo masculino (el pintor Egor, el profesor Nazarie). Ellos irrumpen, ellas disponen, pero todos sucumben a la fascinación maléfica de la señorita Christina, la familiar muerta 30 años atrás, cuyo cuerpo jamás fue encontrado. Aun así (o precisamente por ello), sobrevive y se aparece, se presiente y se manifiesta, penetra a placer en los sueños de los protagonistas, y a menudo incluso posee sus voluntades. Los destinos y vicisitudes de los personajes se encuentran y colisionan en un ambiente enrarecido, malsano, caldo de cultivo para la malaria, con su mobiliario decrépito y sus ágapes nauseabundos y sus atmósferas que emanan olor a enfermedad, sangre y violetas. El sueño irrumpe constantemente en los estrechos espacios por los que transitan los personajes (habitaciones, comedores, pasillos, bodegas, jardines, cobertizos), puesto que es en el sueño y a través del sueño, en ese permanente estado de irrealidad y sopor de duermevela, que Christina se manifiesta.

Caruso_Domni_ChristinaIlustración perteneciente a Senhorita Christina, Tordesilhas Books, 2011 © Santiago Caruso.

Se hizo el silencio. Un silencio innatural, una incipiente pérdida de los sentidos. En la habitación se respiraba un olor extraño; no a muerte, y tampoco a flores fúnebres, sino un olor de juventud truncada de improviso y conservada allí, entre las cuatro paredes.

Una juventud de mucho tiempo atrás. Como si el sol nunca hubiese penetrado en aquella habitación y el tiempo no hubiese consumido nada. Nada parecía renovado ni cambiado desde que la señorita Cristina había muerto. Aquel olor era el perfume de su juventud, los restos milagrosamente conservados de su agua de colonia, de los humores exhalados por su cuerpo” (Señorita Cristina, pp. 37-38; traducción del italiano por Couto).

El vampirismo físico, hemático, sólo se sugiere a través del zumbido de los mosquitos que entran a través de la ventana y en el olor a sangre que se percibe en la habitación de Sanda, postrada y enferma. Por el contrario, domina la historia un parasitismo distinto, el vampirismo de la materia sutil y del espíritu. Quizás sea este, la narración de la progresiva insalubridad que infecta la historia, el mayor mérito de la novela. Ténganlo en cuenta la próxima vez que se pasen por una librería de viejo.

Domnişoara Christina, otro libro de EnLaListaNegra que muerde, pica y enferma.

Algunas notas editoriales y bibliográficas

Eliade, M. Signorina Christina. Traducción de Simonetta Falcioni. Milano: Jaca Book; 1984.*

Eliade, M. La señorita Cristina. Traducción de Joaquín Garrigós. Barcelona: Lumen; 1994.

*Edición usada por EnLaListaNegra.

Domnisoara_Christina_film

Bogdan Suceavă: Miruna, un cuento

Las edades del hombre no son como las edades de los árboles, puesto que no se miden del mismo modo. Las aves rapaces no viven tanto como las gallinas, ni los lobos ni los osos tanto como los gatos. Las cosas no pueden valorarse usando una misma medida. El tiempo es distinto para cada cosa (Miruna, un cuento, pp. 95-96; traducción de Couto a partir del texto inglés).

mirunaNo es mucho lo que en EnLaListaNegra sabemos sobre las corrientes de literatura fantástica rumana, aunque, si hay un nombre que viene a la mente casi de manera inmediata, ese es el del polémico Mircea Eliade (1907-1986). Y, en un segundo momento, ya con la lupa en la mano, emergen y se suman a esta magra lista otros nombres, como los de los contemporáneos Mircea Cărtărescu (Nostalgia, El ruletista) y Ana Blandiana (Las cuatro estaciones, Proyectos de pasado), y algunos otros de autores románticos, decadentes y vanguardistas (Eminescu, Caragiale, Urmuz). Afortunadamente, siempre hay un libro que llega a tiempo para ayudarnos, si no a salir, al menos a raspar las aristas más aguzadas de nuestra ignorancia. Y en este caso nos ha abierto los ojos “Miruna, un cuento” (Miruna, o poveste, 2007), de Bogdan Suceavă.

En Miruna, la historia familiar de los Berca se desvela a través de los cuentos que el abuelo Niculae Berca relata a sus dos nietos (el narrador interno y Miruna, su hermana pequeña) durante las vacaciones. Es en esa narración oral en la que se entremezclan los hilos de lo personal, lo ficticio y legendario, y lo histórico, y en la que el lector o lectora descubre una Rumanía alejada de esa mitología sintética creada por la Europa Occidental. La figura del vampiro, de Vlad Tepes, y del castillo de Bran se sustituyen por el Romance de Alejandro, las hazañas de Prâslea el Valiente y del forzudo Greuceanu. Convergen el cristianismo y la magia, los cuentos de hadas y los relatos heroicos, se funden y recomponen sobre el tapiz de fondo marcado por eventos bélicos como la guerra de independencia o la Primera Guerra Mundial, de un modo tal que ficción y realidad dejan de existir como entidades separadas y asumen un mismo cuerpo.

Miruna_a_taleGran parte del relato genealógico se centra en Constantine Berca, el tatarabuelo, capaz tanto de encontrar pozos revelados en sueños por las hadas, como de ajusticiar por error al hombre lobo Andreiaş Gozgu creyendo que fuese animal y no hombre, o incluso de llegar al Pireo caminando por feéricas vías subterráneas y verse obligado a retornar a casa en un periplo odiseico. En ese pequeño y perdido pueblo de montaña llamado Valle de Evil, pues, echar las suertes con los granos de cereal e ir a misa o espiar a las hadas forman parte de un cotidiano sentido de la maravilla. A través de la historia familiar y de la transmisión de la memoria, Suceavă describe la desaparición de un mundo. El mismo mundo agónico que retratasen Carlo Sgorlon o, más recientemente, Mark Valentine, el uno desde la perspectiva de las comunidades y tradiciones rurales que se desintegran; el otro, hilvanando nostalgias por los grandes imperios ya desaparecidos.

Last_judgement_Voronet_monasteryMiruna, o poveste recibió el Premio de la Asociación de Escritores de Bucarest (Premiul Asociației Scriitorilor din București) en 2007. La edición inglesa ha sido recientemente publicada por Twisted Spoon Press.

Se dice que quien controla los finales de las historias sea una criatura con el cuerpo hecho de niebla, con los ojos de azur y alas de noche. El abuelo lo llamaba el Ángel de la Historia. Y es este ángel quien decide si se le mostrará a tal o cual niño cómo son las cosas realmente antes de que se convierta en adulto (Miruna, un cuento, pp. 98; traducción de Couto a partir del texto inglés).

Algunas notas editoriales y bibliográficas

Suceavă, B. Miruna, a Tale. Traducción de Alistair I. Blyth. Prague: Twisted Spoon Press; 2014 [2007].

Perfil del autor en la página web de Twisted Spoon Press.

Jun’ichirō Tanizaki, El drama embrujado

INOUE: No, leerlo así no sería interesante. Si no te lo leo en este mismo momento, en el lugar mismo del asesinato, no sentirás terror. No te preocupes, el sol todavía no está en el ocaso. Escucha, te leeré el principio. (El drama embrujado; traducción del italiano al español por Couto).

Tanizaki

Al autor que comentamos esta semana lo conocerán bien, ya que Jun’ichirō Tanizaki (1886-1965) está bien representado en el panorama editorial en español. Siruela, DeBolsillo, Bid&Co, Alfabia, Seix Barral, Rey Lear han publicado recientemente traducciones de sus novelas y de muchos de sus cuentos. Il dramma stregato que les presentamos aquí, sin embargo, contiene material que, por cuanto hemos podido verificar (y corríjannos si nos equivocamos), permanece inédito en español.

Esta edición italiana, que da fe de los primerizos pasos literarios del autor japonés en su Tōkyō natal, recoge tres historias de sus inicios: “El demonio” (1912-1913), “El asesinato de O-tsuya” (1915), y “El drama embrujado” (1919). Las tres historias comparten una triangularidad dramática: entre un hombre y una mujer que dicen amarse, se interpone siempre un tercer elemento discordante (otro hombre, otra mujer, la indolencia, la enfermedad, la casualidad). Los hombres, pusilánimes, débiles, y siempre protagonistas en estas tres historias, se dejan conquistar por el atractivo de la carnalidad. No se oponen a los deseos que les subyugan; muy al contrario, los cultivan hasta que estos florecen, fecundos y con morbosidad purulenta. Y las mujeres, que no siempre se muestran audaces ni libertinas, funcionan como carnaza para esas pulsiones connaturales al hombre. Ellas las despiertan, las potencian, las agitan, pero no las crean ni las inoculan. Tales historias feroces de sensualidad contagiosa no podrán sino culminar en el necesario, inevitable final trágico.

Drinking

La primera de las historias, “El demonio”, narra cómo Saeki, estudiante enfermo por los excesos de una vida disoluta, se muda de Nagoya  a Tokyo para agonizar y morir en casa de su tía. La fascinación creciente que los blancos y desbordantes atractivos de su prima Teruko ejercen sobre él, así como la presencia funesta del enloquecido y enamorado Suzuki, harán que Saeki, siempre febril y coronado por la amenaza de la muerte, precipite en un abismo dominado por los apetitos.

Tomó entre las manos aquel frío tejido arrugado, empapado de moco; intentó alisar su resbaladiza superficie, y al final comenzó a lamerlo ávidamente como un perro.

‘… ¡Así que este es el sabor del moco!’. Le parecía lamer un algo de olor selvático y penetrante, y sobre la punta de la lengua permanecía sólo un leve sabor salado. ‘¡Qué sensación extrañamente áspera, indecentemente placentera! Tras el mundo de los placeres comunes de los seres humanos se esconde semejante paraíso, secreto y extraño…’ (El demonio; traducción del italiano al español por Couto).

“El asesinato de O-tsuya” explora más claramente el tropo de la femme-fatale. Shinsuke, sirviente de una próspera familia, se deja convencer por O-tsuya, hija de la estirpe, para huir juntos. Esa aparente fuga romántica se convierte inmediatamente en un rápido e imparable descenso en el vicio, la corrupción, y el crimen. O-tsuya es vil y maligna, retorcida y embustera, y responde en cada uno de sus pasos al prototipo de mujer fatal; mientras Shinsuke, en su lucha por poner orden a los crímenes y fechorías que pesan sobre sus espaldas, no hace sino enredarse con creciente ansia en una telaraña de carne muerta y sexo.

El relato que da título al libro, “El drama embrujado”, constituye la pieza más redonda de la tríada. El autor teatral Sasaki desea deshacerse de su esposa Tamako para poder casarse con su amante. Ah, pero Tamako, en su simpleza y mansedumbre, es demasiado dulce y comprensiva para que el marido acierte a matarla a sangre fría. Sasaki tejerá entonces su plan criminal a través de la escritura de un drama en un acto, “El bien y el mal”. Será a través de este ejercicio redondo de metalitetura como el lector conocerá los pormenores del inmerecido asesinato.

Deseo, carnalidad, muerte, y la extática enfermedad del deseo. Tanizaki se los sirve en bandeja de barro y sangre.

Algunas notas editoriales y bibliográficas

Tanizaki, J. Il dramma stregato. Traducción de Lydia Origlia. Milano: SE; 2009.

Pequeño tesoro en lengua italiana: nuevas adquisiciones de ELLN

Los libros descartados por algunxs pueden convertirse en preciadas adquisiciones para otrxs. Rebuscar entre pilas polvorientas de volúmenes acomunados bajo el cartel de “Todo a 1 euro” en los puestos y mercadillos que se prodigan por la capital italiana puede dar frutos como los que esta foto resume.

Libros2

Primeras ediciones de L’armata dei fiumi perduti y La fontana di Lorena de Carlo Sgorlon; el ensayo de Mario Galzigna La malattia morale. Alle origine della psichiatria moderna; la traducción de la novela de Singer Il mago di Lublino (disponible en español en la editorial RBA). Y en el centro, observándoles desde el corazón del monograma “db”, otra primera edición de una obra maravillosa (sí, también esta traducida al español) que en breve comentaremos en nuestra sección “En píldora”.

Y como colofón, algunos otros libros que nos han regalado últimamente. Medicina irania, fuego sagrado, y hadas transtemporales.

Libros3