Edward Lucas White, Lukundoo y otras historias

LukundooLa víspera de su enterramiento hizo que la pusieran en su ataúd, y que se colocase junto al suyo otro exactamente igual. Permaneció encerrado en la habitación toda la noche, se cree que dentro del féretro. Sea como fuere, por la mañana lo sellaron, y no permitió que nadie lo abriese. No se sabe qué metió en su interior (El mensaje de la pizarra; traducción de Couto).

Descubrir la prosa de Edward L. White ha sido un inesperado regalo. Este autor americano, poeta, profesor de instituto y muerto suicida a los 67 años, coronó su epitafio con un mazo de relatos deliciosamente extraños, fuente de inquietud y asombro. Este “Lukundoo y otras historias” (Lukundoo and other stories), aparecido en 1927, recoge nueve historias que se leen con voracidad creciente, y a pesar de que no siempre consigue mantener el nivel en lo que a la resolución de los relatos se refiere, hay que postrarse y admitir que White se ha incorporado con honores a las filas del ejército de olvidados que justifican la existencia de este blog.

En “Lukundoo” se evocan los misterios de la brujería africana. Situada en el contexto de las exploraciones etnográfico-antropológicas, narra el extraño caso de uno de esos exploradores occidentales, Stone, quien sufre una enfermedad semejante al carbunclo en apariencia, pero que afecta mentalmente a quien la padece. Stone, se nos dice, habla con dos voces que se responden la una a la otra, y que, en ocasiones, incluso se sobreponen entre ellas. ¿Aciertan a adivinar por qué? Hemos disfrutado tanto de esta escena que no podemos evitar revelárselo: porque víctima de una maldición de su cuerpo brotan cual si fuesen tumores parlanchines pequeñas cabezas negroides que hablan todas las lenguas del mundo.

Efectismo y originalidad se suceden en los restantes relatos. “El puzle” (The picture puzzle) presenta a unos padres cuya hija ha sido secuestrada, y quienes sólo encuentran solaz a su dolor en el montaje de puzles. Cuando Helen, la madre, adquiere de un peculiar vendedor ambulante un puzle de doble cara, descubre para su sorpresa que, una vez montado, en el lado en el que ella ve el diseño de un anciano barbudo que lleva de la mano a una niña de sorprendente parecido con Amy, su marido sólo distingue un uniforme color azul. Y viceversa: cuando el esposo le da la vuelta al puzle, únicamente él es capaz de reconocer la fachada de una casa a cuya ventana se asoma una Amy de apariencia famélica y demacrada. “El hocico” (The snout) nos abre las puertas a la mansión Eversleigh y a sus animalescos e híbridos inquilinos, mientras “Alfandega 49a” juega con la idea de la premonición y del destino fatal.

“El mensaje de la pizarra” (The message on the slate), uno de nuestros relatos favoritos del volumen, aborda el amor incondicional más allá de la tumba que se prueba fatal a través de la adivinación. Si es cierto que la ignorancia nos hace felices o, cuanto menos, nos vuelve resignados y placa nuestras aspiraciones, este historia lo ratifica. “Amina” emana el perfume mortal de la mítica Persia en forma femenina; “El cinturón de piel de cerdo” (The pig-skin belt) presenta a un cazador siempre armado, expectante y alerta ante una indefinida amenaza brujesca; “La casa de la pesadilla” (The house of the nightmare) habla de coincidencias y extraños sueños; mientras “La isla de la brujería” (Sorcery island) describe una isla cuyos habitantes se comportan como hipnotizados y sujetos a la voluntad de un único líder.

W

White, el ilustre profesor de latín.

Injustamente olvidado (sólo se han traducido al español dos de sus relatos, presentes en distintas ediciones de cuentos de terror hoy descatalogadas), White merecería ocupar unos pocos milímetros de su biblioteca (sí, lector / lectora de este blog, esto va por usted), o unos cuantos kilobytes residuales de su lector de libros electrónicos. Si aman el terror, la ficción extraña, y las maravillas de espanto tanto como nosotros, Edward L. White les hará latir el corazón a ritmo de martillo neumático.

Relatos contenidos en el volumen

Lukundoo

El puzle (The Picture Puzzle)

El hocico (The Snout)

Alfandega 49 A

El mensaje de la pizarra (The Message on the Slate)

Amina

El cinturón de piel de cerdo (The Pig-Skin Belt)

La casa de la pesadilla (The House of the Nightmare)

La isla de la brujería (Sorcery Island)

Algunas notas editoriales y bibliográficas

White, E. L. Lukundoo and Other Stories. New York: George H. Doran Company; 1927.

Sobre el legado de Edward L. White (incluye nota biográfica).

    • Felipe Nemo
    • 22/11/14

    Otro regalo que nos hace usted, Couto. Gracias por sacar de paseo al señor Edward Lucas White de su féretro y presentarlo en sociedad.

    • Pato
    • 22/11/14

    ¿Dices entonces que no está traducido y que el original está en inglés?? ¿Es este un trabajo para Superpato? Puede…

  1. ¡Qué buena pinta! Lo acabo de poner en mi “wishlist” para estas Navidades.

    • ¡Qué bien poder contribuir a la lista de regalos navideños! En diciembre publicaremos la lista completa de lecturas que nos han hecho más llevadero este 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: